jueves, 24 de diciembre de 2009

El Espejo: Me miré en él y no vi nada


Pues no me he enterado de una mierda.
¡Chim-pon!


Pero Mr.Lombreeze sí...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

"Pues no me he enterado de una mierda. ¡Chim-pon!"

Bueno, te honra decirlo si es cierto. Muchas veces la prepotencia no nos deja ver es estante vacío....

Saludos.

Felices fiestas y año 2010.

redrum dijo...

Gracias Anónimo! Me apetecía hacer la crítica así, y dar carta blanca a argumentaciones en los comentarios.

Ante todo, felices fiestas también a usted!

Sobre El Espejo, pues más allá de la propia historia que me pareció simplona y confusa, sólo encontraba escenas sin sentido, planos de ramas que por más que le buscaba significado, nada de nada, y además el juego con los tonos esperando que fueran ensoñaciones o flashbacks van y me comentan que básicamente eran limitaciones económicas del director, que grababa con lo que podía.

Total, que si Stalker sí me entusiasmó y pude entender sus mensajes, en El Espejo deduzco que no me he enterado de nada porque con lo que sí he entendido no da para las notas que tiene este film por internet!

1 saludo y gracias por comentar!

Ivan dijo...

Hay películas que Tarkovsky que se fundamentan al 100% en elecciones de lenguaje cinematográfico. "El espejo" es una de ellas, sin dominar esas herramientas es imposible, así que si alguien te dice que la entendió sin comprender esos mecanismos te miente.
Yo ya te digo que mi nivel de conocimiento por lo que me han enseñado...me dio solo para la mitad del entendimiento, la revisaré de aquí a un tiempo a ver si consigo descifrar el resto. xD
En cualquier caso me supuso un reto mental fascinante.

Saludos y bon nadal!

David dijo...

No la he visto. Andrei Rublov me encantó. La infancia de Ivan tb. Y Stalker y Solaris (quitando la parte del taxi) me parecieron interesantes...pero me faltan algunas por ver. De todas formas, menuda crítica (ja,ja). Ya te vale. Y lo que dices ahora de las limitaciones (ja,ja).

Mr. Lombreeze dijo...

Jajajajaa, Bravo, bravo, qué gran crítica. La mejor del año redrum!.

Estoy un poco de acuerdo con las autoridades soviéticas que machacaron bastante al pobre Tarkovski por esta peli: demasiado personal y demasiado burguesa como la poesía de Zhivago, jajaja.

Bueno, El espejo es al cine lo que la poesía a la literatura. Esto para avisar a los que tengan todavía ganas de vela. Sus idas y venidas en el tiempo y en la realidad-ficción son, en mi opinión, un buen reflejo de cómo funciona nuestra cabezota cuando se pone nostálgica.
Una personalísima, y hermosa película, cuyo subjetivismo autobiográfico y saltos narrativos la hacen no accesible del todo, pero cuyo lirismo es muy, muy atractivo. La memoria, la niñez, la madre, la guerra civil española... y la estupenda fotografía son argumentos más que suficientes para verla.
El sábado, en el mundo gusano, te explicaremos la película con una famosa anécdota...
jajajja.

redrum dijo...

Ole, ole y ole! Como dije, llegamos a la parte interesante de la crítica: los comentarios.

Ivan, totalmente de acuerdo en que si todo recae en el lenguaje visual, estoy perdido. Pese a todo, ese lenguaje debe transmitir algo, no? Y no es que pusiera poco empeño ya que abordé el visionado con ganas, y más que fui acumulando, prestando atención a todo a medida que avanzaba el film y daba forma a mi crítica.

Entiendo que más allá de un análisis técnico, El Espejo se debería abordar desde lo personal y ese ha sido mi caso, resultando fascinante un rato pero al final un galimatías completo.

David, sólo he visto Stalker y reconozco que me encantó, pero porque pude conectar con ella tanto por trama como por imágenes. Con ésta la historia a ratos me confundía, a ratos me aburría y cuando decidía quedarme sólo con la parte visual, no encontraba que Tarkovski me estuviera contando nada.

Jajajaja! Mr.Lombreeze, no me diga eso que críticas así las puedo hacer como churros! Con lo que le gusta cuando me pongo pesado con prosa de la densa...

El problema, Mr.Lombreeze es precisamente lo personalísima que es más que lo ceporro que pueda ser yo para entenderla, que lo soy.

Reconozco que los injertos poéticos recitados por los protagonistas no me gustaban (¿por la traducción?), que de historia rusa ando muy cojo, que al niño-prota lo cambiaron de nombre varias veces, que la textura de la imagen despista por sus cambios aleatorios, y que muchas escenas pasaban de largo a través de mi.

Un ejemplo: la escena en que la madre vuelve a la imprenta creyendo haber cometido un error en el texto. Larguísima, forzada, inverosímil. Ok, sirve como metáfora que presenta el remordimiento de conciencia de la chica, y además se refuerza con la injustifica bronca de su compañera, y pese a todo no me gustó. Eso sí, muy bien rodada...

Tres cuartos de lo mismo en la escena de la instrucción del niño, mostrando la insubordinación del prota, denunciando el uso de niños metidos a militares y la falsa amenaza de la granada como el enemigo invisible que podía ver la madre Rusia. Pues tampoco me gustó.

Eso sí, Tarkosvki sale victorioso del envite si quería transmitir lo aburrida que pudo ser su infancia. Lo consigue con creces!

1 saludo y gracias por comentar!