sábado, 12 de diciembre de 2009

Happy Accidents: Viviendo en futuro perfecto


Cada día viajamos en el tiempo, no sólo en la línea uno del presente, sino en varias de las líneas del futuro. El ser capaces de extraer una causa teniendo sólo la consecuencia implica que seamos capaces de ver causa en todo, imaginar la consecuencia y vivir en base a ella nuestro presente, despreciando el papel que caos y accidentes representan en las líneas temporales. La previsión es un seguro que garantiza un futuro condicionando un presente.

Así menospreciamos un presente que se marchita en su inmediata caducidad mientras limpiamos el polvo de un brillante futuro nunca víctima del paso del tiempo. Y es que el futuro y los sueños, como el cine, visten la realidad con atuendos tan hermosos que el presente solo puede reconocerse como serie B. Así es como el futuro perfecto adjetiviza el presente, introduciendo el agravio comparativo en la ecuación para resolver siempre la fórmula con un presente insatisfactorio.


When you try your best, but you don't succeed

When you get what you want, but not what you need
When you feel so tired, but you can't sleep
Stuck in reverse


En Happy Accidents dicho futuro no viene sólo en forma de sueño, sino que se convierte en una realidad en tanto que la protagonista encuentra un amor que le desafía y le colma como nunca antes en su vida, y rara vez estamos preparados para ser felices, ya que eso es cosa del futuro. Así que en el momento en que ese futuro personificado en viajero del tiempo hace acto de presencia para unir dos líneas temporales desaparece ese problema llamado expectativas para convertir esencia en la nueva causa de penas y lloros. El problema no somos nosotros, es el futuro.

Mientras que presente se fundamenta en causas y efectos en su camino hacia adelante, el futuro es consciente de lo accidental que resulta el trayecto y que el resplandor de dicho futuro perfecto se asemeja más a un ocaso que admite segundas oportunidades a base de cambiar un pasado que aún no ha sucedido. Escuchamos al profeta porque vende esperanza, pero renegamos del testigo que trae hechos bajo el brazo sólo porque esos hechos no se acercan a las causas que sembramos día a día.




And the tears come streaming down your face

When you lose something you can't replace
When you love someone, but it goes to waste
Could it be worse?




Así es como el mañana acaba siendo nuestro terapeuta en la nueva línea temporal creada, un presente sin futuro, consciente de que las elecciones tienen validez ahora y donde nuestros actos dejan de ser hipoteca para ser cajero automático. Se puede cambiar el pasado, se puede vivir en futuro perfecto, se pueden aceptar los accidentes y aprender de ellos y se puede aceptar el destino como consecuencia y no como inversión.


Pero Happy Accidents no deja de ser un film de amor entre dos personas con un pasado que sanar, sin entender la bondad de algunos accidentes y creyendo respuesta un futuro visto desde un pasado añejo. No todas las cicatrices son heridas, no siempre necesita el presente puntos de sutura, no hay más garantía que al aire que ahora respiras, y si soñar es gratis, soñar despierto se asemeja, en ocasiones, a cruzar sonámbulo un paso de peatones.

Lights will guide you home
And ignite your bones
And I will try to fix you

8 comentarios:

Dr. Quatermass dijo...

Hola, no conocia la pelicula. En estos posts donde te interesa mas comentar el argumento que la calidad filmica, me atrevo a sugerirte añadir un breve parrafo informando al respecto.

Saludos!

redrum dijo...

No acabo de enterderle, Doc. ¿Informar de que no es una crítica o que es un texto subjetivo? Porque entramos en el debate de qué es una crítica, y si existe la objetividad sobre ello, y ya sabe donde llevan esos debates!

Igualmente hablamos de una sección donde quien la recomienda ya la ha visto y ya tiene su opinión formada sobre el film.

Recuerde que más burrada fue lo de Barton Fink ;)

1 saludo y gracias por comentar!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Yo tampoco la conocía, pero pinta bien la cosa.
Saludos

Dr. Quatermass dijo...

Buenas, me temo de que no me he explicado bien ;-)

Ya me va bien ese estilo de comentario, me referia simplemente a la posibilidad de añadir un parrafillo comentando las virtudes filmicas (o no) sobre la cinta en cuestion. Mas que nada porque supongo yo a que aspira usted a que el texto le aproveche a alguien mas que al "recomendador". Pero solo es una sugerencia para nada una critica.

Saludos!

Lázaro dijo...

De Brad Anderson solo he visto Session 9 un truño en toda regla y El maquinista su mejor trabajo,.
intentare ver esta la mezcla fantastico/romántico parece interesante.
un saludo

redrum dijo...

Crowley, está entretenida, y si te gusta el tema siempre es interesante ver qué imagen del futuro se da en el film!

Doc, no me lo tomo como crítica, entiendo que muchas veces se escribe sin dar a entender si ha gustado el film, así como otras nos hartamos a leer críticas con argumentos tan subjetivos que pierden por completo el interés. Cosas como "el argumento es una tontería", ¿qué significan?, así que muchas veces prefiero optar por textos que tenga valía por sí solos... llegará el día en que me invente los films de los que hablo!!!

Lázaro, completamente de acuerdo contigo, así que confío que para este film no estemos en desacuerdo! Que lo disfrutes!

1 saludo y gracias por comentar!

M. Jordan dijo...

Mega OUCH. No es La Jetée, pero ahí vamos.

¿Para cuándo un articulito hablando sobre el concepto que se tiene en la Calle Morgue sobre qué es la crítica cinematográfica? ;)

redrum dijo...

Mega Muac, Mónica!!! ¿Desde cuando hago crítica? Mi perturbada mente no entiende esos conceptos...

1 saludo y gracias por comentar!