miércoles, 16 de junio de 2010

Grandes bandas sonoras: Una historia verdadera


Música de Angelo Badalamenti para el film de David Lynch, con ese nostálgico que desprende el film.




5 comentarios:

Crowley dijo...

Lynch es de los directores que mejor cuidan el sonido de sus películas, consiguiendo genialidades de la talla de sus films.
Un saludo

Anónimo dijo...

Me encantó la pelicula. Tiene además uno de los finales más sobrios que he visto en el cine.

Creo que es un gran ejemplo de cómo una historia "sencilla" de personas puede tocar la fibra profundamente.

Saludos

Luis Cifer dijo...

yo prefiero la música de Caretera perdida, Twin peaks o El hombre elefante, pero esta banda sonora también es tremendamente evocadora, emana sencillez y claridad (algo raro en el tandem Lynch-Badalamenti)

Nosferatu dijo...

Queremos invitarte a que conozcas nuestro blog "Terrorífilo". La dirección del blog es www.terrorifilo.blogspot.com.

Si te interesa, podemos intercambiar enlaces entre nuestros sitios. Cualquier cosa, escribínos al correo.

Saludos.

redrum dijo...

Desde luego, el sonido y la música es algo muy importante para Lynch, y por detractores que tenga nadie pone pegas a las BSO de sus films.

Exacto Anónimo, de algo sencillo nace algo extraordinario. Por eso me gustó tanto Once ;)

Luis Cifer, la de El hombre elefante recuerdo que usaba a Barber, no sé si incluso excesivamente.

Gracias Nosferatu.

1 saludo y gracias por comentar!