jueves, 7 de abril de 2011

Invasión a la Tierra: hablar por hablar


Hace relativamente poco un compañero de trabajo espetaba sobre un film que no recuerdo algo como "se han juntado y la han hecho en un fin de semana". Obviamente el film no le había gustado, ya que el tiempo invertido parece ser sinónimo de calidad (me alegro por su novia), aunque la gran mayoría entendemos que una afirmación de ese tipo es práctimente inaplicable a cualquier film de cartelera. Pese a todo, ciertos films sí nos dejan la extraña sensación de que son una gran broma, donde toda la gente implicada en su desarrollo han pasado las horas entre bromas y poca implicación en el proyecto.

Cuando un director no muestra implicación en un proyecto, el film se resiente, pero creer que todos y cada uno de los profesionales que han participado en el film se han tomado su trabajo a guasa es de una temeraria ignorancia. Ahí es donde entra en juego el socorrido clavo ardiendo del argumento cuando se trata de cargarse un film, apelando a tópicos, poca verosimilitud o "pajas mentales" de cara a considerar que un film insulta al espectador, como es el caso de Invasión a la Tierra (Battle: Los Angeles, Jonathan Liebesman, 2011).

En lo tocante a lo formal y lo insultante que pueda resultar el film de Liebesman no voy a extenderme mucho. Films como Skyline son mejores candidatos a sentirnos defraudados entre lo que prometen y lo que ofrecen, pero de Invasión a la Tierra no podemos decir que engañe a nadie en lo tocante a cómo está rodada, ni tan sólo que esté mal rodada, sino que simplemente es un anónimo producto más de la industria con el habitual director asalariado pero eficaz a la hora de manejar un equipo. Insultantes son las pagas extra ya que, al parecer, no sabemos gestionarnos el dinero, así que (generalizando) a la mayoría nos vendría grande tener un presupuesto de miles de millones.


Lo continuo... ¿es infinito?

Ahora bien, ¿es insultante la trama de Invasión a la Tierra? Es sencilla, lineal y trufada con tópicos, pero dudo que en ningún momento pretenda ser más de lo que realmente es. Ni tan sólo veo el supuesto fervor patriótico que dicen que destila, ya que la mayor parte de las veces se refleja a través de los personajes, no del propio film, aunque realmente se reincida en la idea de la onanista imagen que los militares tienen de ellos mismos como gremio al servicio del país. De hecho sólo recuerdo una escena donde salga la bandera americana, tan socorrida en otro tipo de producciones (aparentemente) mucho menos propagandísticas.

Sobre la linealidad de la trama tampoco podemos poner grandes quejas. Es un film bélico (no Sci-Fi), y aunque la historia del cine cuente con infinidad de films bélicos muy superiores a la cinta de Columbia, se agradece que no pretenda vendernos dobles interpretaciones ni entrar en claves políticas o raciales para intentar dar una falsa profundidad. Si bien el arranque del film cojea por buscar llamar la atención con el socorrido truco del "X horas antes", el desarrollo no me parece una oda al sinsentido ni un baile de vacuas pretensiones. Insultante era el desarrollo de District 9, tras ese arranque en clave social para cerrar con un final que se carga por completo su premisa.

Y sobre tópicos, a estas alturas, es complejo poner un voto. Si bien en el cine lo importante es el cómo y no el qué, la reutilización de visagras mil veces vista o bien cansa o hacen que desconectemos del film. Ahora bien, dudo que el trailer nos hiciera creer que el guión era un prodigio de giros de tuerca, o un ejercicio cercano al de Malick en La delgada línea roja, pero los condicionantes del género (y de la taquilla) tampoco dan para virguerías en esta clase de caros productos. Más insultante me resulta el guión de El discurso del rey, un copia y pega de los manuales de guión, pasado por el filtro del cine independiente actual para contar algo mil veces visto del mismo modo.

En fin, todos sabemos que es mucho más aceptado soltar un "es una puta mierda" que un "montaje y sonido no estaban mal, pero el resto...", y que un simple "no me gustó nada" es mucho menos notorio en una sociedad basada en los titulares. Total, desde que existe House M.D. todos somos licenciados en medicina.

 

9 comentarios:

M. Jordan dijo...

Hombre, si quien hace el comentario es un espectador... no puedes culparle. Si lo hace un crítico... atízale.
Chapeau por la reflexión.

Angel "verbal" Kint dijo...

Pues yo detesto a los críticos que hablan desde el pedestal y dando lecciones de cuanto saben...yo quiero críticos que hablen como espectadores.

redrum dijo...

Mónica, lo malo es que la línea entre ambos cada vez es más difusa y, como dice Ángel, mucha gente prefiere el comentario amateur al texto argumentado.

Ángel, si un crítico no ha de poder dar uso de lo que sabe, mal vamos. Los críticos que ejercen de espectadores hacen más daño al cine que otra cosa.

Es más, leer a quien sabe nos da la opción de aprender (sin renunciar a ser divertido en ocasiones).

Otra cosa es el tipo de acercamiento que cada uno tiene al cine, que también condiciona el tipo de lectura que prefiere.

Siendo demagogo, me importa poco la opinión que de la crisis económica tenga Belen Esteban.

1 saludo y gracias por comentar!

Angel "verbal" Kint dijo...

Bueno yo detesto determinadas aproximaciones críticas, pero no por ello tienen que dejar de existir, solo digo que echo de menos otro tipo de crítica más cercana al espectador y me refiero a la crítica profesional.

La crítica que me suele gustar tiene referencias y es la que me dice "tal cosa viene de tal película o de tal director que la utilizó en..." más que para aprender, para coger referencias y ver otras pelis...es decir no me interesa tanto el aprender sobre el arte en si, sino en encontrar referentes.

saludos

Mr. Lombreeze dijo...

La trama no es insultante, pero algunos planos y escenas son tan obscenos como el travelling de Kapó. La manita de la niña agarrando la del marine, el discurso del marine al huerfanito... Horroroso. Sin embargo, la breve escena de la bandera es emocionante. Joder, se está jubilando un tío que lleva 20 años sirviendo a su patria!!!. Eso mola. Es hermoso.

No veo nada malo en que haya gente prefiera el comentario generalista a la argumentación. Para mucha gente (entre los que me incluyo), profundizar en esta película es perder el tiempo.

¿Te invade un ataque de corporativismo ahora que ya casi eres un cineasta y un crítico de cine?.

Gran parte de la crítica actual apesta a elitismo. Ni siquiera Bazin escribía cosas como las que de vez en cuando tengo la desgracia de leer.

Yo creo que Roger Ebert es un ejemplo de lo que Angel está pidiendo.

Creo que a esta película se le puede exigir un mínimo de calidad que hasta el más palomitero espectador se merece. Pagar por ver esta mierda es un pecado.

marguis dijo...

Pues a mi me gustó como lo que es, una peli de guerra contra alienígenas con sus heroicidades y sus porques nada rebuscados. Que es posible que tuviera el día tonto y que por eso la disfrutara mas, no lo niego, pero queda claro, desde el trailer de qué va a ir la peli. Las cosas se pueden hacer mejor, es cierto, pero también peor, recordemos Skyline, para mi esa sí fue una peli mala en todos los sentidos.
Desde luego cuando mi hermana pequeña me arrastre a ver la "nueva" versión de Caperucita Roja, que lo hará, porque la conozco, no esperaré ver un peliculón de misterio y acción, esperaré ver chicas guapas en peligro, tios buenos sin camiseta, un romance insinuado con toneladas de erotismo adolescente (a lo Crepúsculo claro, del todo inofensivo) y un final que me dejará vacía por completo... cualquier cosa que se salga de mi esquema me sorprenderá gratamente y hará que la puntue mas alto de lo que seguro se merece.
Donde quiero ir a parar es que vamos a ver las películas con ciertas expectativas (aunque no lo queramos), las encasillamos en nuestro cerebro y todo lo que se salga de ese encasillamiento a mejor o a peor, hace que la ensalcemos (muchas veces inexplicablemente) o que reneguemos de ellas.
El cine es subjetivo. Ahí radica su belleza, y por eso nos gusta tanto.
Lo de expesar las opiniones de una manero u otra... bien, supongo que depende de lo que uno sabe del tema. Bien sean críticas con estilos cercanos o de esas que se suben a pedestales cinéfilos, creo que todas a portan algo, aunque sea eso de no volver a leer una crítica de ese tío en la vida.
Y me he enrollado como una persiana!!
Saludos.

redrum dijo...

Jajajaja! Mr.Lombreeze, ya sabe que no me caso con nadie!

Entramos en lo de siempre, gusto vs. calidad, y con ello críticos que nos "sirvan" para saber si la peli nos va a gustar o para saber si es buena. No veo mal eso, ya que mi queja es sobre esas críticas que hacen más mal que bien y cuelan como malo algo que simplemente no les ha gustado.

Marguis, la expectativas claro que cuentan, pero de cara a escribir (y lo sabes) toca estar por encima de eso, ya que no son valores inherentes a la peli.

Hay pedancia y sapiencia, y muchas veces tendemos a atacar a quien habla con propiedad. Pero eso es algo muy de aquí, el recelo a quien es más sabio que nosotros.

1 saludo y gracias por comentar!

MrMierdas dijo...

Vaya tela con esta peli y yo viendo cien alemán de finales de los 90... está en el horno! Pero esta tarde toca Sucker Punch!
Redrum,llevo bastante tiempo leyendo a críticos y cada vez coincido menos con ellos y de aprender, nada de nada...
Aprendo mucho más con algunos de ustedes, la verdad y no es por hacer la pelota!
No sé, pero se parece a... Starship Troopers?
Pues bueno, en peores plazas hemos toreado...Avatar por ejemplo y allí, no salen banderas americanas...

Un saludo!

redrum dijo...

¿Qué tal Sucker Punch?

No se parece a Starship Troopers, ni tenía esa mala baba. Esta es bélica puramente, un Black Hawk Down sin pulso narrativo, pero que se deja ver. Aunque nada tiene de pomposa ni de pretenciosa, es simple y directa.

Con los críticos es bueno no estar de acuerdo, pero sí necesario entender las diferencias, y así aprender. El problema es que se tiende al puro y duro "me gusta", donde la crítica se torna pura opinión y tanto da la sapiencia de quien escribe que la gente lee a quien tiene gustos parecidos y no a quien puede explicarle mejor porque puede gustarle o no una peli. Aunque todo ello se haga de una manera sencilla, sin alardes de conocimientos ni pedanteria, aunque tampoco me sobran si quien escribe dice verdades como puños.

1 saludo y gracias por comentar!