domingo, 5 de diciembre de 2010

Grandes momentos del cine: El club de los Poetas Muertos


No es que sea santo de mi devoción el film, pero reconozco el valor como momentazo que tiene su escena final, que con la habitual parquedad de Weir cierra el film. No hay necesidad de decir más... Como curiosidad, comentar que fue la primera que se rodó, ya que Weir quería tener claro y fijado cuáles serían los pupitres de cada uno de los alumnos.

 

4 comentarios:

Ramón dijo...

¡Oh Capitán, mi Capitán!
Una de las mejores secuencias que he visto en mi vida.

Saludos !!

redrum dijo...

Ostia Ramón, tanto como eso no diría. Sí es muy emocionante, la verdad. Hoy he revisado El show de Truman y Master & Commander, y tienen varias escenas memorables.

1 saludo y gracias por comentar!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Esta peli si es santo de mi devoción...total y absoluta...
Batallita....a mi me castigaron en el colegio por subirme a una mesa y gritar Carpe diem...las monjas no entienden ese concepto

redrum dijo...

Jajajajaja! Leñe, qué impresionable era de joven, caballero!!!

Por otro lado, sabía que le gustaria ;)

1 saludo y gracias por comentar!