jueves, 5 de febrero de 2009

Opinión: Los grandes aciertos de los Oscar (II)


Después de dar un pequeño repaso a la labor de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas y ver algunos ejemplos de justos premiados, ahora toca seguir esa línea. Así como que entendáis lo sencillo que resulta dejar a un grande sin estatuilla, o que los Oscar no son unos premios tan endogámicos como parecen.

Este año se habla del trato que la Academia ha dado a los dos films de Clint Eastwood, donde sólo El Intercambio participa con 3 candidaturas. Más allá de la opinión que podamos tener cada uno sin haber visto todos los films a concurso, cabe recordar que Clint Eastwood cuenta en su haber con 4 Oscars, como director y productor de Sin Perdón y Million Dollar Baby. Esos premios le situán, aparte de como el director más longevo en ganarlo, como un de los más laureado por encima de Allen, Polanski, Scorsese, Fosse, Cukor, Huston, Coppola, Curtiz o Minelli, todos con una estatuilla, y de los que nunca ganaron, como Hitchcock, Kubrick, Fellini, Vidor, Bergman, Lubitsch o Preminger.

Visto así parece injusto que directores de esa talla no hayan sido premiados con la estatuilla, pero no estaríamos siendo fieles a la verdad. Si hablamos de Kubrick, nunca fue premiado como director, pero sí como responsable de efectos visuales por 2001, sumando 12 nominaciones en el total de su carrera. Sería muy discutible una vez pasado el tiempo hablar de injusticia en cada una de las 4 ocasiones en que optó al Oscar como mejor director (Dr.Strangelove, 2001, La Naranja Mecánica y Barry Lyndon), ya que sería negar el gran trabajo de Friedkin en French Connection o de Forman en Alguien voló sobre el nido del cuco.

Asimismo sucede con Hitchcock, que optó a 5 estatuillas como director (Psicosis, Recuerda, La ventana indiscreta, Rebeca y Náufragos). Pero en su camino se cruzó dos veces Billy Wilder, mientras que con Elia Kazan y John Ford solo una. Así pues no es tan descabellado pensar que ciertos directores se queden sin dicho premio, teniendo en cuenta que ser nominados ya es un logro y además hay que batirse el cobre con otros grandes directores.

Otro dato a tener en cuenta es el carácter del film y su calificación por edades, ya que no olvidemos que el motivo principal de los Oscar es patrocinar el cine, y eso incluye a los menores de 18. En ese apartado tampoco han tenido tapujos los académicos en nominar a La Naranja Mecánica como mejor película o proclamar como vencedora a Midnight Cowboy, ambas para mayores de 18 años.

Pero volviendo al tema de los aciertos, no puedo obviar films como el hoy día infravalorado El Paciente Inglés, que se alzó con 9 estatuillas frente a Fargo o Secretos y mentiras. O el primer y único film de terror que ha ganado el Oscar al mejor film, por delante de JFK y Bugsy que eran claras favoritas. Hoy día todos conocemos ese film en gran parte gracias a sus 5 Oscar y al memorable personaje de Hannibal Lecter.

Pese a todo, se sigue achacando a la AMPAS cierto ombliguismo, hecho que encuentro absurdo ya que hemos visto que se crearon para ayudar a la industria americana. Nadie esperaba que el Goya a mejor film se lo llevara la cinta de Fincher este año, digo yo.

Sin embargo, y más allá del reciente recuerdo de La Vida es Bella, hay más cine de fuera de sus fronteras que ha brillado en la gala del (supuesto) egocentrismo. Ya en 1938 un film extrangero fue nominado a mejor película, era La gran ilusión de Jean Renoir. Pero no fue hasta 1948 en que el mejor Hamlet visto en cine, el de Olivier, ganara el Oscar a la mejor película. Un año antes ya se había creado un premio honorífico para premiar films en habla no inglesa, categoría que ha ido evolucionando hasta la que existe actualmente, donde un film viene representado por un país.

Eso no evita que la Academia pueda escoger cualquier film de habla no inglesa para el resto de categorías, como la antes mencionada La Vida es Bella. Prueba de ello la tenemos en los premios de 2002, donde Pedro Almodóvar fue nominado como mejor director y mejor guión original por Hable con ella, frente a titanes como Scorsese o Polanski. Repito, que puede que hayáis leído deprisa, Pedro Almodóvar es el único español nominado al Oscar el mejor director, que aunque no lo ganase sí se llevó el Oscar a mejor guión original, arrebatándoselo a Gangs of New York, Y tu mamá también entre otras.

En definitiva, más allá de la importancia de estos premios para la proyección mundial de las cintas a concurso y de una industria, más allá de que tiene su parte de culpa en que el cine sea lo que es hoy día, la entrega de premios no siempre ha sido tan injusta como suele creerse. Lo digo yo, que celebré todos y cada uno de los 11 Oscar que ganó El retorno del Rey en un pleno histórico.

Y para todo aquel que siga denostando unos premios que cojean tanto como cualquier otro festival, solo me resta decirle, cual espartano... ¡¡¡This-is-HOLLYWOOD!!!

5 comentarios:

tomas dijo...

Me encantó que Pedrito ecogiera su Oscar por esa excelente, maravillosa, escalofriante, poética y piadosa HABLE CON ELLA, para mí su mejor peli desde Mujeres...hasta Volver. Qué grande es el cine cuando es grande...

Homo Insanus dijo...

La vida es bella era un pastelón de película y todavía no comprendo cómo gustó tanto.

En cuanto a El paciente inglés, es cierto, ahora se la menosprecia (hasta Kevin Williamson se burlaba de ella en su serie Dawson crece, haciendo que uno de los personajes dijera que era una peli absurda y cursi), pero me sigue pareciendo estupenda.

byee

redrum dijo...

Estoy contigo Tomás, por eso hablo de enorme justicia con un film que ni enviamos a concurso y obtiene dos nominaciones de tanto peso.

Tito Oscar no es tan malo...

Homo Insanus, sin duda, El Paciente Inglés es enorme, sutil, coral, elegante... Qué pelicula!!! La vida es bella tiene su visionado, pero en ese mismo visionado acabamos de Josué hasta las narices.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Machete dijo...

¿Justo o injusto? creo que todo depende de lo que le gusta a cada uno. Yo prefiero que se lo lleve lo que a mí me gusta, aunque la cinta premiada tenga mayor calidad técnica etc...

redrum dijo...

De ahí el que la gente se cebe con los Oscar, porque son los que más repercusión tienen y no suelen ganar sus favoritos.

De hecho ya hay un boicot en marcha de fans de El Caballero Oscuro para que la gente no vea la gala ;)

Mi idea es hacer ver de qué va esto y que no son tan injustos. Otro ejemplo: El Golpe, 7 Oscars.

¡1 saludo y gracias por comentar!