jueves, 29 de enero de 2009

Opinión: Los grandes aciertos de los Oscar (I)


Los Oscar, esos premios criticados por todos, pero de los que nadie se priva de saber sus ganadores año tras año. Pero, ¿sabemos realmente quién entrega dichos premios y cuál es su labor? Intentaré dar un pequeño repaso sobre la labor de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas americana, y hablaros de grandes aciertos que han tenido dur
ante sus 81 años de historia.

Como sabéis, dicha academia está compuesta por profesionales del cine, con algo más de 6000 miembros de 36 nacionalidades distintas. Dicha restricción tiene su origen en la misma fundación de la AMPAS en 1927, cuyo objetivo era mediar en disputas en el sector y mejor la imagen de éste. Así se organizó una cena con 36 profesionales del medio, de donde salió Douglas Fairbanks, Jr. como primer presidente del AMPAS. Un año más tarde ya habían creado los premios tan populare
s hoy día, a los que completan otros menos conocidos que premian cada año a estudiantes.

Entre esos 36 fundadores tenemos a gente tan ilustre como Raoul Walsh, Henry King, Harold Lloyd o Cecil B. DeMille. Cada año entran nuevos miembros, ya sea por nominaciones de mérito (o ganadores del Oscar), o por recomendación de otro miembro aportando méritos con los que ser aceptado.

Es así como los Oscar ayudan a patrocinar producciones de todo el mundo, relanzándolas incluso en taquilla y dando un breve empujón (cual Navidad con los juguetes) a una industria afectada por la crisis. Buena muestra de dicho bache la hemos tenido recientemente viendo como un director del prestigio de Oliver Stone estrenaba film en La2.

Bueno, ahora que tenemos algo más claros origen y funciones de la AMPAS vamos con un breve repaso a las grandes justicias que han pasado por la historia de estos premios. Probablemente el caso más conocido se dio en 1973, cuando Cabaret competía contra El Padrino de un desconocido Coppola. 11 años antes había arrasado West Side Story y se esperaba que Cabaret repitiera triunfo para un musical. Todo parecía confirmarse cuando el film de Bob Fosse se alzaba con 8 estatuillas mientras que el de Coppola llegaba con solo 2 al premio a mejor película.

Fue entonces cuando saltó la sorpresa al saber que el Oscar al mejor film del año era para El Padrino, dejando en nada los 8 Oscar de Cabaret y convirtiéndola en la mayor premiada que no gana el Oscar a mejor film. Ese mismo año el film de Buñuel El discreto encanto de la burguesía ganaba como mejor film de habla extranjera por Francia. También fue el año del único Oscar para Charles Chaplin, por la banda sonora de Candilejas, 20 años después de su estreno.

La justicia volvió a estar de parte de Coppola dos años después, cuando coló El Padrino II y La conversación entre las cinco finalistas a mejor película, junto a grandes obras como el Chinatown de Polanski. La Conversación se fue de vacío, pero El Padrino II se coronó con 6 Oscars como la primera secuela de una ganadora que también ganaba la estatuilla dorada. Esa noche se llevó 3 Oscars a casa incluyendo su único como director, sumando un total de 5 a sus 36 años.

Y es que hablar de justicia en unos premios es muy relativo, y acostumbramos a considerar como menores premios técnicos y valorar sólo los conocidos como Big Five (película, director, guión y protagonistas). Pero pese a sus 80 ediciones, sólo ha habido tres casos en que un film se haya llevado los cinco, hecho que denota lo repartidos que suelen ser los premios y cómo a veces se obvia la cantidad de estatuillas si ninguna forma parte de las Big Five.


Esos tres films son Sucedió una noche, Alguien voló sobre el nido del cuco y El silencio de los corderos, no habiendo film este año que engrose esa lista ya que ninguno opta a las 5 candidaturas. Otro ejemplo de lo difícil que es tener una gran triunfadora es el h
echo que no existe film que haya ganado las 4 candidaturas de interpretación, solo Un tranvía llamado deseo y Network llegaron a ganar 3 estatuillas por sus interpretaciones.

Y hasta aquí puedo leer. El jueves que viene la segunda parte.

17 comentarios:

tomas dijo...

Tú, además de sembrar el blog de posts, no trabajas??

Hades dijo...

Acabo de descubrir el blog y me hecho seguidor,me parece muy bueno.Un saludo.

redrum dijo...

Jajajaja! Mis jefes dicen que sí! Pero vamos, puedes preguntarles ya que leen el blog!

Otra cosa es que no tenga vida social, pero en nada me toca irme a la sesión semanal de Lost con los colegas.

Qué vida, tú!

Hades, muchas gracias y bienvenido! Pasé por el tuyo, pero aún me queda comentar ;)

¡1 saludo y gracias por comentar!

tomas dijo...

Por cierto, Nico, poco cine spanish en tu blog, eh?

Quiero ver críticas a pelis españolas, y quiero un análisis o predicción de los Goya...ya sé que no tienen tanto glamour Antonio Resines o Willy Toledo como Brad Pitt o Clooney, pero me molaría saber su sincera opinión.

Podemos abrir ese debate, no te parece??

APUESTAS PARA LOS GOYA...

(yo casi casi tengo ya mis predicciones)

redrum dijo...

Jajaja! Tomás quiere o que deje el trabajo, o que me un síncope!!!

Ciertamente veo poco cine español, y poco cine clásico, europeo, etc. Poco cine, vamos. Pero en cabeza a la recomendación del lector va El abuelo tiene un plan, de Paco Martínez Soria. ¿Te vale?

Te haría la apuesta al azar, Tomás, ya que poquito he visto de las candidatas, ya lo sabes. Si Los Crímenes de Oxford está entre las finalistas, mal vamos.

Miro de echar un ojo a lo que pueda y te digo algo. A priori Iglesias y Vigalondo apuntan a llevárselo!

¡1 saludo y gracias por comentar!

Machete dijo...

Yo creo que los premios están "comprados".

¿Que pasa con Paco Martínez Soria?, yo me reía muchisimo.

videodromo dijo...

Este año puede que sea el año en el que me reconcilie con los Oscars, eso espero

Mr. Lombreeze dijo...

Uno de los más grandes aciertos de los Oscars fue sin duda el vestido
que eligió Hillary Swank el día que recogió su oscar por Million Dollar Baby.

redrum dijo...

Machete, más que comprados, vendidos. Hay que saber una buena labor de venta del producto, pero vamos, no tiréis por tierra mi curro, que dudo que Coppola ganar por vender la moto mejor que Fosse.

Alfie, en mi caso, sin Gran Torino ni Wall·E, nada. En tu caso, ¿qué ganador te haría reconciliarte con la academia?

Jajajaja! Mr. Lombreeze, sin duda. Aunque siempre me salto esa parte porque aburre, la verdad. Mejor en fotaza que en streaming.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Machete dijo...

...al mejor postor. Gran trabajo.

tomas dijo...

Yo desde que triunfó ese producto de mercadillo barato llamado SHAKESPEARE IN LOVE y derrotó a las magistrales pelis bélicas de ese año...(el mismo que el agotador Benigni desbancó a McKellen y a Nolte como mejor actor...muy fuerte esto)...ese año dejé de confiar en el buen juicio de los premios. Creo que hay que relativizarlos, y saber que son, ante todo, plataforma por la que la rueda del mercado siga girando, no unas condecoraciones de prestigio ni nada parecido. Mejor no entrar en el tema de las meteduras de pata (además de la que he contado), porque no hay espacio en el blog para exponerlas, jajaj.

Un saludo

redrum dijo...

Jajajaja! Leñe, no tiréis por tierra mi trabajo de hemeroteca!!!

Tomás, que ya había llovido mucho antes de Shakespeare in love!

Exacto Tomás, a eso me refiero con el artículo. Es decir, no me he limitado a hablar de justicias, sino entender su labor, completada con la segunda parte del artículo.

Y añadir que cualquier de los festivales entregan los premios de la misma manera, pero ninguno lanza comercialmente como los Oscar.

Lo de McKellen cierto que no tiene nombre, pero dicho film ganó el Oscar al guión adaptado, no está mal, no?

¡1 saludo y gracias por comentar!

Homo Insanus dijo...

Que no me toquen Shakespeare in love, ¿eh? Que ni el viento la toque (ahora tenéis que visualizarme como a Javi de Verano Azul)XDD.

Por cierto, redrum, al ganar un oscar ya puedes votar pero ¿en tu categoría exclusivamente? Sigo teniendo dudas con ese tema a estas alturas.

redrum dijo...

As far as I know, Homo Insanus, es como dices. Es muy estricto ese tema así que cada categoria vota sus candidatos. Igualmente pedí a un compañero de ReQmana que se currar un post con cada candidatura explicada, etc.

A ver si podemos dar entre todos un dibujo claro de cómo funcionan los premios. Un ejemplo de lo estrictos que son sería la BSO, que hasta hace poco se votaba gracias al CD de la BSO que recibían los académicos.

Ahora no, ya que deben ver el film y valorar la BSO en función de ella misma y de cómo se ajusta el film, y un ejemplo brutal es la ultima ganadora, de Marianelli.

Si no fuera así podríamos coger, por ejemplo, la BSO de La lista de Schindler, ganadora del Oscar gracias a los académicos que escucharon el correspodiente CD. Imaginemos que la misma BSO no fuera del film de Spielberg sino de Aliens...

Pues mira tú, muy bonita la BSO pero no pega ni de broma con el film. De ahí que no sólo cada categoria vote sus nominados, sino que son estrictos incluso en esos apartados.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Mr. Lombreeze dijo...

"Que ni el viento la toque..."JAJAAAAJAJA. Bravo Homo Insanus, Bravo!

(aunque siento decirle que Shakespeare in love me parece una ligereza aburrida).

redrum dijo...

Mr.Lombreeze, tenía el film ese aire amable que gusta en Hollywood, con Shakespeare metido en la trama. Ese es el secreto de su éxito, pero desde luego no será de las que forme parte en los videos recopilatorios de la galas, como Chicago.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Homo Insanus dijo...

jajajaj, Mr.Lombreeze, es que yo soy un blandengue. Me volvió loco esa peli, :).

byee