domingo, 4 de enero de 2009

Grandes momentos del cine: Wall·E


Aprovechando los breves momentos que me concede internet y que el DVD de Wall·E ha caído como regalo de reyes, el momento de la semana es para el robot del año. Y es que cuando un film sigue siendo mágico en cada visionado, muestra tanto amor por lo que se hace y por el propio cine, no queda menos que reconocerlo como uno de los mejores del año.



4 comentarios:

Metalia dijo...

Ains, qué bonita.

Silvia dijo...

¡¡Cuanto amooor, qué bonito!! ¿También te has comprado los peluches? :p

redrum dijo...

Metalia, desde luego... En Febrero, noche de oscars, estaré como el mismo wall·E delante de la pantalla para que gane todo.

Silvia, tremendo, ¿ves como el amor chachi existe? Los peluches aún no. Tengo mi edición de coleccionista, y tendré que pensar en uno de esos que hablan y bailan!!!

¡Pongan un Wall·E en sus vidas!

¡1 saludo y gracias por comentar!

Silvia dijo...

El amor super-chachi existe si... ¡¡y hay que ser robot para sentirlo!!
Yo el otro día me probé en la tienda Disney el disfraz de Wall-E... jajaja...
Votos para que te lo compres o pruebes y pongas una foto si gana el Oscar!