viernes, 26 de diciembre de 2008

El intercambio: Más sabe el zorro por viejo...


Clint Eastwood, 78 años y más de 50 dedicados a la profesión. 4 Oscar y más de 100 premios en una larga carrera plagada de grandes títulos. Hace relativamente poco le veíamos acompañado de su madre en la ceremonia de los Oscar. Y es que Clint Eastwood está hecho de otra pasta, y como tal, su cine desprende un aroma distinto y, a estas alturas, único.

Su nuevo film, El Intercambio, es duro, crudísimo, terrible por momentos. Film que ha entregado por completo al lucimiento de Angelina Jolie y sus dotes para el drama y cuya apuesta ha funcionado. El guión corre a cargo de J. Michael Straczynski, habitual de series, y adapta un hecho real acaecido en 1928 en Los Ángeles, donde la desaparición de un niño destapó toda una trama de corrupción policial y levantó a los ciudadanos contra el departamento de policía.

Christine Collins (Angelina Jolie) vive dedicada a su hijo. Compagina su trabajo como operadora telefónica con el cuidado de su hijo como madre soltera. Christine ha prometido a Walter (Gattlin Griffith) llevarlo al cine, pero una suplencia en el trabajo le obliga a posponer el plan, dejando solo en casa a su hijo. Ésa será la última vez que lo vea.

Después de 5 meses de búsqueda por parte de unas cuestionadas autoridades, Christine recibe la noticia de que su hijo ha sido localizado con vida. La prensa se hace eco de la noticia y el encuentro entre madre e hijo es multitudinario, pero Christine pronto se dará cuenta de que no es su hijo el crío que le han puesto en los brazos. Así comenzará la lucha de una madre contra el sistema y un departamento de policía más que cuestionado, ayudada por el reverendo Gustav Briegleb (John Malkovich).

Ver El Intercambio es lo más parecido a un viaje en el tiempo, con una historia que nos transporta a los años 30 y un estilo añejo a la hora de filmar. Eastwood es capaz de presentarnos una historia que crece en complejidad, tomarse casi dos horas y media para explicarla, huir de toda precipitación o aceleramiento en la narración, y no aburrirnos. Eastwood es consciente del material que tiene y se preocupa de darle el formato adecuado, de dar tiempo al espectador para digerir una historia cada vez más descarnada y afrontar cada etapa del guión con paso firme.

A ello ayuda la desgarradora interpretación de Angelina Jolie, que aprovecha a la perfección su primera gran oportunidad de reivindicarse como actriz de primera fila. Antes ya la tuvo con Winterbottom en Un corazón invencible, film que no tuvo la repercusión necesaria para colarse entre los grandes títulos del año, pero que le valió a Jolie una nominación al globo de oro. Y de la mano de Eastwood compone un personaje que debe pasar de la fragilidad a la fuerza para hacer frente a su drama, en un mundo donde las mujeres no tenían el mínimo poder.

Si bien la apuesta comienza con una trama digna de la pequeña pantalla, su discurso va creciendo poco a poco hasta presentarnos escenas de una enorme crudeza. Las piezas van encajando, engrosando el drama y si bien el arranque se centra en la búsqueda del niño y dicho intercambio, finalmente tenemos la lucha de una madre contra el sistema y todo el proceso judicial que conlleva, paralelo a la trama de asesinato de niños.

Si prodigioso es el trabajo de Eastwood tras la cámara, no lo es menos con la partitura, salpicando el film de elegancia y prescindiendo de todo adorno cuando la escena ya se vale por sí misma para aterrar. Tom Stern nos regala una fotografía preciosista, haciendo hincapié en los pequeños gestos, los objetos y los detalles que ejemplifican lo que se nos está explicando. Y así como soberbio es el guión de J. Michael Straczynski, donde sólo podemos criticar su excesivo final, alargado aunque interesante y necesario.

En definitiva, un film brillante, contundente, que muestra el saber hacer de Clint Eastwood y a sus 78 años lo coloca como el director más interesante del panorama cinematográfico. Cierra 2008 colocando El Intercambio entre los 5 mejores films del año, y teniendo pendiente de estreno Gran Torino, la que será su última interpretación. Si alguna pega hemos de poner a Eastwood es el presentarnos una historia donde buenos y malos se presentan claramente y al espectador le llega todo ya masticado. Eso no resta mérito a las interpretaciones de Malkovich, Colm Feore, Jeffrey Donovan o Michael Kelly, pero son personajes previsibles.

Lo mejor: Su estilo, sobrio y directo, sin abusar de adornos ni excesos.

Lo peor: Su alargado final y el maniqueísmo en los personajes.

El dato: La frase "Nunca empieces una pelea, sólo acábala" es de Babylon 5, cuyo guionista es el mismo
Straczynski. Así como Hilary Swank y Reese Witherspoon eran candidatas a protagonizar el film, pero Ron Howard como productor convenció a Eastwood que Jolie daba más el perfil de la época. Afortunadamente Howard desistió de dirigirla por cuestiones de agenda, e Eastwood firmó de inmediato al acabar de leer el guión.

9 comentarios:

Machete dijo...

Al final tendre que ir a verla, solo hago que leer cosas buenas de esta cinta.

redrum dijo...

Eso me pasaba a mí, Machete... eso sí, algunos la han puesto como la mejor del año, y creo que tampoco es así.

Es un film de enorme factura, con una historia sencilla al principio, después aterradora, pero se me hizo larga porque de alguna manera no logra implicarnos. Como he dicho, todo te llega ya masticado.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Machete dijo...

Claro que la mejor del año no es, ese puesto lo ocupa El Caballero Oscuro...XD. Pero bueno al menos no he leído nada excesivamente malo, lo peor que he leído es que es un argumento de telefílm pero que en manos de tito Clint el resultado es muy bueno.

Silvia dijo...

La película me ha gustado bastante, más de lo que pensaba, el final es verdad que se alargaba un poco pero lo bueno que tenía es que no se hacía pesado, era un final necesario.
La interpretación de Angelina Jolie muy buena, ¿creéis que tendrá Óscar?

Metalia dijo...

Hoy he ido a verla.

Angelina es una de las actrices que más me gustan, pero no me ha terminado de convencer del todo; es cierto que hace un buen papel, que le da mil vueltas a sus anteriores trabajos en general, pero aún así no me termina de trasmitir del todo, supongo que ya solo veo a la actriz y no al personaje.

El que más gratamente me ha sorprendido ha sido Michael Kelly.

Un buen drama, un gran director, pero aún así sigo prefiriendo Million Dollar Baby.

redrum dijo...

Jajajajaja! No, no, Machete, lo mejor del año es Gran Torino o Wall·E, a falta de ver Milk y alguna más.

Estuve a punto de sacarme artículo de opinión sobre Batman y su repercusión mediática, pero me dió un ataque de sentido común...

Silvia, no creo que le den el Oscar. Depende de qué contrincantes tenga, pero este año creo que es para la Winslet. El film soberbio, pero con una historia tan dura, como poca chicha para el espectador.

Metalia, MDB es una obra maestra, El intercambio no, pero Gran Torino sí. A mí no me convenció durante el arranque, pero a medida que pasaba el film y te acostumbras al maquillaje, me dió el pego.

Gran papel el de Kelly, así como el del asesino y el del abogado (Geoffrey Pierson), que llega como agua de Mayo.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Machete dijo...

Hay que ver que manía le has cogido a Batman.... ;)

¿Has visto ya Gran Torino?

Mr. Lombreeze dijo...

Muy buena, aunque es más hermoso el cómo se cuenta que lo que se cuenta. Angelina Jolie está sensacional. La fotografía es maravillosa.
La música es majica pero hay momentos en la película en los que parece no encajar bien.
Una buena peli impecablemente dirigida.
Lo más flojo es el guión que como bien dices nos presenta personajes demasiado maniqueos.

redrum dijo...

Machete, ya has podido comprobar que sí ;)

Mr.Lombreeze, efectivamente... se nota que no es algo que cogiera Eastwood desde el principio, sinó más bien un encargo. Igualmente, creo que con ese guión, tito Clint ha hecho un trabajo buenísimo ya que tenía más papeletes de acabar en un pastiche dramoso que en un film con opción de premios.

¡1 saludo y gracias por comentar!