domingo, 7 de diciembre de 2008

Grandes momentos del cine: Gilda


Una escena tan breve como mítica, en estos tiempos en que más que olvidarse los clásicos, se ignoran. Margarita Carmen Cansino Adorna y su célebre presentación en Gilda.


6 comentarios:

Cecil B. Demente dijo...

Jopá, hace años que no la veo y creo que bien merece un revisionado, ella está tremenda.

redrum dijo...

Cecil, siempre merece un visionado, y viendo el video he pensado lo mismo que tú ;)

62 años que se gasta Gilda...

¡1 saludo y gracias por comentar!

Regina dijo...

Es una escena que no hay que dejar de ver ni de intentar imitar. Me ecanta!!

redrum dijo...

Regina, con moderación, que no quiero que te desnuques ;)

Desde luego se ha perdido parte de la elegancia que tenían antes los personajes femeninos en el cine.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Homo Insanus dijo...

Es que era una belleza distinta, y no sé, no parece que se deba sólo a peinados, maneras de maquillar o la iluminación. Es una construcción ósea diferente, aventuraría yo. Por ejemplo, mi abuela era preciosa de joven, y su rostro era muy de esa época también.

Uff, yo hace mucho que no repaso Gilda, pero esa escena la habré visto unas 20 veces por Cadena Perpetua, :), ya sabéis, al personaje de Morgan Freeman le encantaba.

Saludos.

redrum dijo...

La verdad es que sí, Homo Insanus, aunque supongo que el conjunto también las hace diferentes. Otros maquillajes, iluminación, peinados... y al final se desvirtúan los rasgos faciales.

Pero si ves a Rita o a Bacall y era otra cosa, la verdad... Que sabio Ellys...

¡1 saludo y gracias por comentar!