miércoles, 31 de diciembre de 2008

Gomorra: Tostón-denuncia con sobredosis de obviedad


Gran premio en el Festival de Cannes. Hugo de plata al mejor guión en el Festival Internacional de Cine de Chicago. Mejor film, actor, director, guión y fotografía en los Premios de Cine Europeos. 8 premios y 4 nominaciones, incluyendo el Globo de Oro al mejor film extranjero, acumula Gomorra, el film de Matteo Garrone basado en el libro de Roberto Saviano.

Gran recorrido lleva este film, así como gran presentación tiene con semejante trayectoria. Y el caso es que no entiendo el por qué de tanto revuelo con Gomorra, film sin pegada y que no narra nada reseñable. Cierto es que el autor del libro vive amenazado por la mafia, como muchos otros, pero poco vemos en Gomorra que pueda herir a la camorra. En todo caso hiere al espectador, que paga su entrada para aburrirse soberanamente.

Gomorra narra coralmente la vida de diferentes estratos de la camorra italiana, desde el encargado de pagar a las familias de los encarcelados, a los jóvenes que creen poder dominar la zona. Dicho retrato de la organización nos muestra a un empresario que trabaja deshaciéndose de residuos industriales, a un joven encargado de hacer recados que comienza a trabajar para la camorra, y a un diseñador explotado por su patrón.

Todos ellos conforman una radiografía de un mundo donde sus vidas valen menos que su carga. Todo sueños, rotos o por llegar, la esperanza de una vida mejor o simplemente de sobrevivir, la violencia y la muerte impregnando el alma, y finalmente un camino que quisiéramos no haber tomado.

Y la sinopsis pinta de maravilla, si no fuera porque el cómo lo vemos narrado en pantalla carece de garra y dirección. Matteo Garrone parece apostar por un aspecto documental, cámara en mano y total ausencia de banda sonora. Y cuando nos acostumbramos a esa apuesta, a esa cruda textura, se casca un plano secuencia sin sentido alguno, o planes generales totalmente prescindibles.

Y es que ese parece el mayor error de Garrone, creyendo que el material del libro se sobra para ser interesante, sin entender la enorme diferencia entre literatura y cine. El film carece de propósito desde el principio, con un arranque fallido emulando a Scorsese, y con una serie de historias que ni implican al espectador ni parece que pretendan explicar nada. Todo ello a lo largo de sus casi 140 minutos de metraje.

Me parece valiente la apuesta de Garrone, pero se ha equivocado de fórmula. Incluso un documental tiene un rumbo, una estructura, un tempo, y Gomorra, a ratos más cerca de "Callejeros", carece de muchos de los valores que apreciamos en el cine. Y es que, perdónenme morgueros, no me aporta nada ver a unos aspirantes a Tony Montana disparando al mar en calzoncillos, ni el elenco de tarados que nos presenta donde sólo en un par de personajes vemos un mínimo de inteligencia.

A todo ellos sumamos actores que sacan adelante su papel como pueden, logrando transmitir en ocasiones la tensión que viven, y en otras resultando exageradas sus reacciones. Poco se puede pedir a un guión que te ciñe a sacar adelante una escena donde hablas desde un maletero sacando la cabeza por una abertura. La adaptación de la obra de Saviano corre a cargo de un grupo de seis guionistas, incluyendo a Garrone, hecho que no parece haber ayudado mucho a dar consistencia a la obra. Y la faena la remata la banda sonora, que se reduce a la música de ambiente, estridente en todas las ocasiones en que se presenta.

En definitiva, un film prescindible, un intento de denuncia que no despierta conciencias, interés ni emoción. Un producto que se antoja desgarrador y acaba desgarrado por grandes deficiencias estructurales. Un interesante fondo carente de forma que acaba por aburrir.

Lo mejor: La escena de la muerte de María.

Lo peor: La mayoría de personajes resultan tontos hasta la médula.

El dato: El film se cierra con una serie de datos, que más allá de su veracidad, ni sorprenden ni abruman.

7 comentarios:

Machete dijo...

Joder es que no he podido ni leer la crítica entera, no me quiero imaginar lo que podria hacer la peli con mis neuronas...mejor paso de verla....XD

M. Jordan dijo...

Ver a dos adolescentes en calzoncillos en una playa "jugando" con unas armas resulta bastante impactante si pones la escena en contraposición a la primera que vemos de ellos (en la que emulan a Montana porque es su ídolo) y la escena final. Dos chavales que aun no han madurado juegan a ser algo que les queda demasiado grande. La infancia robada, la adolescencia robada, las primeras experiencias robadas.; todo por haber crecido en un ambiente en el que, como le dicen a Totó: "o estás con nosotros o estás contra nosotros".

Gomorra tira de ciertas formalidades del documental pero también usa el nervio de la acción, y el drama del cine social. En ese aspecto me recuerda a la mezcla que hace "Tropa de élite" en cuanto a formas y contenidos. Y si requiere atención al espectador es más por el montaje que por la forma en la que está rodada.

Y por dios, ¡que vivan las películas sin banda sonora!

Mr. Lombreeze dijo...

Ni me interesó ni me entretuvo.

"Tropa de élite" le da cien vueltas.

Las pelis sin bandas sonoras son menos pelis.

Películas como ésta o como "4 meses, 3 semanas y 2 días", -por poner un ejemplo de este mismo año-, o te cuentan algo realmente interesante o nacen viejas, porque lo de la cámara en mano, la ausencia de banda sonora, los planos interminables y los montajes austeros, están más vistos que el tebeo.

tomas dijo...

Amigo Nico, opino como Mónica. A mí la melícula me encantó. Me parece una obra sólida, contundente, necesaria. Es cine del bueno, más allá de sus desajustes de ritmo. Me enganchan las historias y me sacude lo que quiere transmitir, y opino que la decisión estética sí favorece a la crítica del estado de cosas en esas cloacas humanas extendidas por toda Nápoles. Está claro que esto del cine no fuerza gustos ni maneras de asimilar las películas, por lo que entiendo todo lo que comentas 8de hecho no eres el primero al que se lo leo). Pero el otro día el programa DIAS DE CINE la seleccionó entre las 10 mejores pelis del año. Yo no sé si la metería, pero desde luego me transmitió el mal rollo que supongo vendrá mejor reflejado en la novela.

También pienso que Tropa de Elite era fantástica, será que es el cine que me toca las tripas, antes que estupideces aventureras o descerebrados remakes...

Un abrazo, amigo, y no te añusgues con las uvas!!!!

redrum dijo...

Bueno, hora de debatir ;)

Tomás, leí tu crítica, antes y después del film ya que me suelen interesar puntos de vista contrarios al mío. Pero claro, la mayoría de argumentos entran en lo personal, en el "a mi me interesó, me emocionó", y eso no se puede rebatir.

Films así me recuerdan a Las tortugas también vuelan (a falta de ver Tropa de Élite), films donde el contenido viaja en un soporte deficiente, y aquí hablamos de cine. No podemos salvar a un film con argumentos que valdrían para salvar a Pink Flamingos o a La momia 3.

Por ejemplo, como comentas, Tomás, a ti te transmitió ese mal rollo. A mí no, ni me contó nada que no hayamos visto cientos de veces en otros films. Tampoco sentí la presión de los personajes, ya que a los dos jóvenes se les ve más muertos que vivos desde el principio, y los ves inexplicablemente cavándose su tumba cuando ya han tenido una pistola en su nuca.

Supongo que el arranque ya me condicionó demasiado, viendo la intencionalidad de Garrone.

Mónica, para empezar ya me cuadra bien poco que los dos lumbreras sepan quien es Tony Montana. Si usamos esas escenas como imágen de la pérdida de la inocencia, la infancia robada, etc. siguen sobrando, ya que la historia de Totó se basta solita para reflejarlo.

El que no use banda sonora no es un contratiempo, aunque tu afirmación tira por tierra una de mis secciones ;)
Pero puestos a dar una formato tan crudo, ahórrate tanta música de ambiente o la pieza con que abren los títulos de crédito. Y encima sin poner nada de la Carrá!

Por poner un ejemplo cercano, en tu recomendación de Kiarostami, vemos que los planos buscan algo más allá de las imágenes, mientras que Garrone se recrea esperando que ese algo lo ponga el espectador, creyendo que su material se sobra para ser profundo, y no es el caso.

Más bien se dedica a exponer unos hechos, desde la lejanía, sin implicarse ni mojarse, y con un desorden formal de consideración. Vamos, que yo estaba deseando que se cargaran a los dos jóvenes, porque salvo en una escena, el resto parece que busquen morir.

Es decir, no sólo podemos valorar lo que narra, sinó cómo lo narra, y en ello vemos infinidad de escenas que sobran, empezando por al que abre el film.

Mr. Lombreeze, de acuerdo con usted. Si se apuesta por un formato austero, se llega hasta el final con él, pero no con un "quiero y no puedo".¿Se necesita un plano secuencia para ver como un niño trepa por una tubería?

Que sí, puede ser todo lo contundente en los hechos que narra, pero ni me interesaron, ni me descubrieron nada, ni me parecieron que se usaran como vehículo para dar profundidad a unos personajes planos, donde la mayor introspección consiste en acercar la cámara a la cara del diseñador.

Y de remate, los datos del final, que la reconstrucción de la zona cero de las torres gemelas tiene dinero de la camorra detrás, etc. Nada nuevo bajo el sol.

¡1 saludo y gracias por comentar!

videodromo dijo...

Bueno, yo me voy adhiero a la opinión de Mónica, a mi me gustó, es difícil hacer una película de mafiosos y cagarla. Yo creo que clava tanto el tono como la forma, reconozco que es muy oscarizable, a mi me recordó en determinados momentos a la soberbia French Connection. NO me diga que no es espeluznante la escena del reclutamiento a tiro limpio. Bueno, puedo entender que no le gustara, yo la vi bajo los influjos del jet lag, puede que sea eso. Y me adhiero a su opinión de que lo mejor la escena de María, ahí coincidimos.

Mr. Lombreeze dijo...

Es obvio que cada uno tenemos nuestra propia concepción de lo que debería ser el CINE.

Para mí la grandeza del Séptimo Arte radica en que una película es una obra de arte total y multidisciplinar, a Wagner le hubiera encantado el cine. Y cuantas más disciplinas incluya una peli mejor.

Si para Días de Cine, entre las 10 mejores películas de la Historia deberían estar, "Pickpocket", "El Río" o "La palabra", para mí el cine es esto