sábado, 20 de diciembre de 2008

Colega,¿dónde está mi coche?: Humor absurdo (casi) sin humor


Si hay actor al que soporte menos que a Jack Black, ese es Seann William Scott. Efectivamente, mal empiezo la crítica reconociendo la poca estima que le tengo a uno de los protagonistas, y más cuando precisamente su papel versa sobre lo idiota que puede llegar a ser. Tampoco trago a Mel Gibson y, sin embargo, me encantó la excelente Señales o la secuela de Mad Max.

Por suerte, el acercamiento a este film no requiere grandes dotes de investigación, y uno sabe de sobras que puede esperarse lo peor, un juvenil absurdo sin más intención que el de sacarnos algunas risas. Y desde luego, el título aún ayuda menos a motivar algún tipo de interés sobre este tipo de comedias, donde American Pie se considera la más lograda. Y he de decir que si tuviera que quedarme con una de entre American Pie, cualquiera de las Scary/Date/Disaster Movie o la que nos trae hoy aquí, me quedo con Colega, ¿dónde está mi coche?

Jesse (Ashton Kutcher) y Chester (Seann William Scott) son dos despojos humanos colegas de piso que después de una noche loca que no recuerdan deben recoger los regalos que guardan en el coche para celebrar sus aniversarios con sus parejas. Al descubrir que no recuerdan dónde está su coche, decidirán volver tras sus pasos para averiguar qué paso en tan movida noche.

Primero toparán con un transexual que les reclamará el maletín lleno de dinero que les encargó custodiar. Más tarde, un grupo de tarados les advertirá sobre un artilugio llamado transfuncionador del continuo que deberán entregar a su líder Zoltan en cuanto lo recuperen. A ellos se unirá un grupo de tías buenorras embutidas en cuero negro que les prometerán placer a cambio de dicho transfuncionador, mientras ellos sigan su odisea para recuperar el coche, los regalos y ser los mejores novios.

Vista la temática, lo de absurdo cuadra perfectamente con el film, y como tal, es difícil medir lo logrado o no de los gags. El humor sigue derroteros más complejos que los del drama, y más de una vez habremos puesto cara de póquer ante algún hecho que a otros hacer llorar de la risa. Las dos escenas más mencionadas del film me dejaron frío, y parece que el hecho de conocerlas de antemano no debe ser un obstáculo, pero sin duda el chiste de los tatuajes y el de la comida china me parecieron largos y obvios.

Sin embargo, otros detalles menos preparados, menos forzados, me parecieron más logrados, ya metidos en una espiral de locuras y sinsentidos. Y es que si uno no se deja arrastrar desde el principio, si no baja la guardia y no asume desde el principio que el film es malo hasta el tuétano, puede llevarse un disgusto, mientras que partiendo de lo contrario, nos podemos llevar alguna risa puesta.

Algo que hay que valorar de esta canallada, es su guión (sí, habéis leído bien). Si bien se van encadenando gansadas, la historia está bien perfilada para que, poco a poco, se vayan desentrañando los sucesos acontecidos la noche anterior. Todo ello condensado en 83 minutos que no dan lugar al aburrimiento (a la vergüenza ajena es otra cosa), y donde los diferentes grupos dan suficiente juego y amplitud como para valorar mínimamente el trabajo de Philip Stark, ex-guionista de South Park.

El resto se reduce a valorar Colega, ¿dónde está mi coche? en función de las risas que consigue provocarnos, porque cualquier otro apartado sería un despropósito nombrarlo. Eso sí, destacar la aparición de una joven Sidney Bristow Jennifer Garner, con 28 añitos haciendo de adolescente. Actriz muy criticada por su inefable papel de Elektra, pero que ha trabajado para Woody Allen, Steven Spielberg, Michael Bay, y nominada a 4 premios Emmy y 4 Globos de Oro, habiendo ganado uno entre otros 7 premios. La pobre ya tiene lo suyo con su marido...

En definitiva, Colega, ¿dónde está mi coche? es un film absurdo, sin ningún mérito cinematográfico ni la mínima intencionalidad más allá de distraernos un rato, cosa que logra. Un film que no esconde sus cartas, que si bien flojea como comedia, desborda imaginación en las situaciones que presenta. Sólo apto para verlo en compañía de Don Tedio, y en ausencia Doña Alternativa.

Lo mejor: La escena del niño ciego.

Lo peor: No eran necesarios tan amébicos protagonistas.

El dato: La historia venía rechazada de una propuesta para un film de Beavis and Butt-Head con personajes reales. El título está sacado de un diálogo de El Gran Lebowsky.

15 comentarios:

Mr. Lombreeze dijo...

horripilante.

Machete dijo...

Si no has visto No es otra estupida película americana, te la recomiendo aunque no me pidas que ponga la mano en el fuego, a mi me gustó, pero este tipo de pelis depende en que momento te pille.

¿donde has dejado el coche?

redrum dijo...

Mr.Lombreeze, no me niegue que el momento del niño ciego y la marciana de turgentes senos es tremendo...

Tomo nota, machete, aunque ahora mismo me toca airearme de una serie de títulos flojos que he encadenado. Tendré que apostar sobre seguro!

¡1 saludo y gracias por comentar!

Silvia dijo...

83 minutos de tu vida perdidos, y mira que te avisamos...

altatt dijo...

Caballero redrumero, usted ya sabe mi opinión sobre este film. Aun a riesgo de parecer pesado y subnormal, repito, a mi me parece un auténtica obra maestra.

No es fácil intentar hacer un película mala, y conseguirla. No es fácil contruir 83 minutos de película con unos gags que ni fumado hasta las trancas se le pasarían a uno por la cabeza. Eso sí, no se debe tener ningún prejuicio durante el visionado de tal creación artística. La mente en blanco y dejarse absorver cual borrego son ingredientes perfectos para disfrutarla. Y aunque parezca broma, hablo en serio.

He estado buscando una crítica sobre la película que encontré hace años ya, en la que se describía perfectamente lo que era esa "cosa", y el crítico le cascaba un 8 sobre 10, dejando claro que ni él mismo podía creer que le diese esa nota.

Creo que es un error compararla con American Pies y las sagas de pelis Scary/Date/etc. Son estilos que aunque parezcan los mismos, son diferentes. Unas se basan en humor escatológico, adolescentes pajilleros y poco más. Otras se basan en lo absurdo. La única peli digna de comparación, y por cierto, otra obra maestra, es Dos Tontos Muy Tontos.

Ah, se que mi opinión ahora mismo, después de decir lo dicho, no vale un pepino, pero he visto "Di que sí". Esperaba una mierda pero me gustó, mucho. A pesar de las típicas sobreactuaciones de Jim Carrey, el film entretiene cosa mala. Incluso la empanada de los ojos enormes me gustó.

Viva Seann William Scott!!

PD: Macho, como lo hace? escribo el nombre de la peli en google y esta entrada ya sale en primera página, jugón!

Regina dijo...

La ocasión en la que vi AMERICAN PIE 2, ya q se mencionan por ahí estas pelis, fue la segunda vez que, estando en un cine, el público aplaudió una escena...Flipé (la primerra fue en un reestreno de Star Wars en los 1ºs acordes de la BSO :D)

redrum dijo...

Jajajaja! Silvia, me debo a los lectores...

Altatt, no se equivoque, hacer un mal film es muy fácil, tiene muchos ejemplos en mi blog. Hacer un mal film que le guste a usted, también es muy fácil, que usted es muy fácil de contentar ;)

Hacer un mal film que triunfe, eso es otra cosa...

Son estilos diferentes, estoy de acuerdo, pero compararlo con el humor de los Monty Python me parecía un sacrilegio. Incluso Dos tontos muy tontos se basa en lo tontos que son, mientras que esta tira de una historia rocambolesca, cosa que la acerca a los films de Chiquito de la Calzada!

Su opinión siempre tiene cabida aquí, ya lo sabe ;) Tomo nota sobre el film de Carrey, del que a veces vale la pena ver algo.

Sobre google, yo mismo me he quedado flipando! Será que cuentan las repeticiones del título dentro del post o algo... o qué narices, que molo y aparezco arriba!

Jajajaja! Regina, es lo que tiene el ser humano, que es impredecible... Si yo te contara con lo que se aplaude en el Festival de Sants...

¡1 saludo y gracias por comentar!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Pues como recomendador de la cinta solo puedo decir que me parece una película maravillosa, con la que lloro de la risa cada vez que la veo....
A algunos el cine clásico os viene demasiado grande
;)

redrum dijo...

Yo también lloré Ángel, yo también...

¡1 saludo y gracias por comentar!

M. Jordan dijo...

Gracias a la primera frase de tu crítica entiendo tu poco aprecio hacia Southland tales... Toda una iluminación ;)

redrum dijo...

Jajajajaja! Mónica, sigue leyendo, plis ;)

Si es que desde El Incidente que me la tienes jurada :D

¡1 saludo y gracias por comentar!

Anónimo dijo...

porfavor,pero esta pelicula esta rebuena yo tambien lo llamaria una obra maestra;porque tanto escandalo,ami me gusto de mucho!!!tiene guiones excelentes,ACTORES DE PRIMERA,y es una pelicula hecha para verla entre amigos,disfrutar de esos momentos tan divertidos q nos roban risas y nos regalan satisfaccion...Y el tema es con la pelicula,no se tomen con los actores por q Seann William Scott hizo un excelente papel,a parte de ser un excelente actor el solo hace su trabajo,asi como los otros,en fin me encanto la pelicula,su reparto y todo,esta buena!!!

Anónimo dijo...

SEANN WILLIAM SCOTT,THE BEST ACTOR!=))

redrum dijo...

Jajajajaja!!! Anónimo, no se lo niego, igual que no puedo negarle nada a la gente que me reconoce no reirse lo más mínimo con los Monty Python.

Obviamente hablo de mi caso, en el que apenas me reí con el film, y donde sí destaqué que su guión es más brillante de lo que parece a priori. Pero claro, de ahí a decir que es una obra maestra...

Igualemente celebro que la gente disfrute de este film, porque los hay mucho peores con mejor taquilla, y porque han invertido su tiempo mejor que yo!

¡1 saludo y gracias por comentar!

semuflax dijo...

keep posting like this it’s really very good idea, you are awesome!

paxil