martes, 20 de mayo de 2008

The bank job: el buen ladrón de trapos sucios


El panorama cinematográfico en cuanto a robos de bancos se refieres, ha sufrido un monopolio por parte de
Ocean´s y sus colegas. Ese intento de glamourización y popularización de estas historias, más propias del cine negro, ha funcionado a la perfección en taquilla pero han marcado una pauta poco esperanzadora para los futuros films de la misma temática.


Roger Donaldson (Trece días) toma el pulso a unos hechos reales que en manos de Dick Clement y Ian La Frenais intentan dar explicación a lo que, a día de hoy, aún es un enigma. Y para ello toma la loable opción de alejarse del estilo Clooney y a su vez de los films más modestos como Lock & Stock.

Terry (Jason Statham) tiene un taller de coches con el que saca adelante a su familia, alternando su trabajo con algún pequeño robo. En pleno apuro económico aparecerá una amiga (Saffron Burrows) del pasado para ofrecerle un trabajo relacionado con unas fotos comprometidas de la realeza que están siendo utilizadas por un rebelde para tener inmunidad.

Junto con otros compañeros planearán el asalto a las cajas de seguridad en busca de joyas y bonos, sin saber que el verdadero botín es más valioso que cualquier de los hallazgos en dicha cámara. Muchos otros documentos encontrarán que les meterán en más problemas de los que creían.

El film arranca con un tono ciertamente jocoso, a la medida de su protagonista, pero conforme la trama se complica veremos que el tono del film se torna más serio que puede resultar chocante con lo inverosímil de algunos momentos. Pese a eso, se agradece un tipo de film no tan excesivo como se podía esperar en principio.

La historia está bien narrada, con varias tramas que confluyen y amplían el abanico narrativo, que avanza sin precipitarse ni aburrir. A ello ayuda la labor del director, que cumple su labor sin buscar el protagonismo, apoyado en un guión solvente.

El reparto es lo más flojo del film, con una pareja protagonista más enfocada a llamar la atención de espectadores despistados. El resto de secundarios está a la altura, sin más.

Así Donaldson consigue un film interesante, nada pretencioso ni exagerado, una historia sencilla que busca entretener desde el contenido y no la forma, en el que la narración está suficientemente ajustada para que sobre y falta lo justo.

En definitiva, The bank job es un film bastante entretenido, que pese a no ser memorable si dejará un grato recuerdo al espectador.

Lo mejor: Ritmo y duración ajustados a una narrativa que no aburre.

Lo peor: Los actores no acaban de transmitir el cromatismo de los personajes.

El dato: El robo sucedió en 1971, aunque los hechos del film son mayormente hipotéticos. Aquí y aquí tenéis algo más de información.

2 comentarios:

videodromo dijo...

Joer, me has dejado Nicolas de piedra, eso es un spoiler a bocajarro. Soy fan de la serie, y todavía no me puedo creer lo que he visto. Esta semana no hay capítulo pero deseando ando de ver la segunda parte de la finale.

redrum dijo...

Me da que has confundido la entrada... En todo caso, mis disculpas, puse lo de spoiler en el título, pero la foto es suficientemente grande. Igualmente es una teoria sólo.

¡Gracias por el comentario!