martes, 24 de marzo de 2009

Watchmen: Las provocativas formas desnudan la simpleza


Zack Snyder, después de reformular el género zombi, nos trajo el espectacular vacío de 300 cuya mayor virtud era su tráiler y una vistosa puesta en escena. Ahora y con infinidad de páginas dedicadas a su nuevo proyecto nos llega Watchmen, adaptación de la aclamada obra de Alan Moore. Así se nos confirma el director americano como un esteta más que un narrador, apoyado no sólo en historias ya creadas sino en universos visuales muy marcados, siendo más traductor que intérprete.

Y en este caso lleva su atrevimiento más allá de lo visto hasta ahora en él, siendo acorde el tono de la apuesta visual con lo visto en la obra de Moore. Desde la recreación lésbica del famoso beso entre un marinero y una enfermera en Times Square a lo marcadamente ridícula vestimenta de los protagonistas, pasando por una banda sonora con temas que buscan el contraste y la risa cómplice del espectador. Eso lleva más a pensar en la broma que nos gasta Snyder, más interesado en ser fiel al cómic y construir un apartado visual majestuoso que en proponernos una historia.

Snyder y Moore proponen una visión mucho más humana de los héroes, tanto que resulta obligado cuestionar su moral y sus poderes. Así el espectro de protagonistas representa la decadencia de unos valores y un amplio espectro de la condición humana, desde los ideales de Rorscharch, (Jackie Earle Haley) al cinismo de El Comediante (Jeffrey Dean Morgan) o la candidez de el Búho Nocturno (Patrick Wilson). Esa visión la emplazan en una realidad alternativa donde un excesivo Nixon sigue siendo presidente y la amenaza nuclear rusa es el eje de la trama.

Ahí viene el primer atrevimiento, mérito de Moore, al representar a algunos de sus personajes como las partes oscuras del alma encarnadas en un héroe venido a menos. Y en ese mismo arranque del film vemos a El Comediante como asesino de Kennedy, siendo la muerte de El Comediante el motor del film. Pero claro está que dicho fresco de la naturaleza humana no basta para una propuesta de 162 minutos donde la historia avanza caprichosamente lenta.

Y digo caprichosamente porque Snyder se obceca en calcar las escenas de la novela gráfica, añadiendo su sello, regodeándose en el placer visual y abusando de ralentizaciones que acaban por cansar. No es tanto que le sobren escenas, sino que la gran mayoría se alargan en demasía por el mero hecho de no saltar una viñeta de Moore y disfrutando esa provocación. Y desde luego no seré yo quien le reste mérito a la labor técnica del director, pero resulta difícil sentirse entusiasmado por Watchmen sin haber leído la obra de Moore.

Cierto es que el ritmo del film anima a nuestra pesadumbre y la pone en consonancia con el mismo estado abatido de los protagonistas, hastiados en busca de su oportunidad, pero la belleza de las imágenes no suple la oportunidad que se le niega al espectador de entretenerse con una historia que pueda implicarle más directamente. El triste vacío de provocar sin un propósito, de ser un rebelde sin causa.

En las corrientes de la indiferencia se mueve Watchmen, obviando por completo al espectador, del mismo modo que ya hizo en 300, donde la forma la mueve el antojo y el fondo el azar, dando un puzzle muy sencillo al espectador. Y es que la belleza embelesa, pero ni conmueve ni entretiene, así como el tedio consigue afear las más hermosas obras, y Snyder parece haberse dejado la garra en aquel supermercado atestado de zombies.

En definitiva, un film flojo aunque de conveniente visionado. Un interesante ejercicio de osadía visual que, por contra, tira al traste con lo que supuestamente iba a ser el mejor film de 2009, y al que ni la taquilla ha dado la bienvenida. Y es que no conviene olvidar que el talento visual naufraga si antes no se tiene mano con lápiz y papel.

Lo mejor: Ciertas escenas que merecen verse un par de veces por la pericia de Snyder.

Lo peor: Navegar en el tedio esperando algún viento salvador.

El dato: Antes que Snyder, el proyecto pasó por las manos de directores como Darren Aronosfky, Paul Greengrass, Michael Bay o Terry Gilliam.

12 comentarios:

Silvia dijo...

Tengo que reconocer que la vi en casa y que al principio me estaba gustando pero luego opté por levantarme del sofá e irme a hacer la cena porque el aburrimiento al final de la película me podía...
Le sobra la mitad creo yo, aunque si que hay escenas que me gustaron mucho pero vamos, no la volvería a ver...

joselop44 dijo...

No la he visto, así que cuando la vea ya comentaré.
Saludos

Mr. Lombreeze dijo...

De acuerdo con tu opinión sobre "Watchmen", pero no con la de "300", obra muy superior en todos los sentidos.

Por cierto, tengo cita con el psicoanalista de Snyder para que me dé su opinión sobre el porqué ha mostrado en su peli el miembro azul mucho más que Dave Gibbons lo hizo en el cómic.

Fallida peli.

Hernán dijo...

Una estética caprichosa, es cierto. Porque está repleta de elementos que en el mundo interior del film no hacen ecuación con nada y que sencillamente podrían estar ausentes (como la mascota de Veidt, por ejemplo). Para mí Snyder es sólo un buen director de video clips, porque después de 4 ó 5 minutos su estética cansa a cualquiera.

Saludos.

redrum dijo...

Veo que coincidimos todos. Pero al menos disfruté de las palomitas.

Mr.Lombreeze, superior a Watchmen tampoco es decir mucho. Yo pensé que el tema del pitufo saldría brevemente, pero no, Snyder se recrea en ello en otro alarde de provocación,

Hernán, cansa, y que más allá de la paricia o belleza que consigue, la pauta la marcó con 300 y ahora repite, sin más.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Insanus dijo...

Todavía no la he visto, pero ¿cómo habría sido Watchmen con Terry Gilliam? Qué locura, ¿por qué se negó?

M. Jordan dijo...

1) Adoro que una película me deje con la duda de si me ha encantado o me ha parecido un bodrio.

2) Sin duda lo mejor de Watchmen es la bso; más que complicidad como tú apuntas, redrum, oír "99 red balloons" en pleno metraje me sacó una carcajada.

3) Vaciar de contenido y llenar de esteticismo es una forma de arte válida. Que cada cual la compre o no, es otra historia.

4) Cada vez estoy más convencida de que lo de Snyder más que falta de contenido es una declaración de intenciones.

5) ¡Qué grande que es "El amanecer de los muertos"! Sí, me refiero al remake.

6) Si Snyder hubiera mostrado más teta y menos pene nadie diría nada. A mí me pareció atrevido (más que nada por la clasificación por edades que le pondrían en USA) y me cuestiono (sobreinterpretando) el por qué de esa insistencia en mostrarlo.

7) Lo que más me falla de la película: que no adaptase un cómic sino que lo plasmara tal cual (en referencia a lo de no acortar escenas por ser "fiel"). No entiendo por qué narices cuesta tanto entender la palabra "adaptación".

8) En lo de "300" me pongo totalmente de parte del lugareño del blog. Es un BLUFF! Aunque ver a McNulty (The wire) vestido de espartano tiene su qué, jajaja.

redrum dijo...

Una locura, Homo Insanus. Supongo que por temas de otros proyectos, o guiones que no eran aceptados. El proyecto lleva muchos años en marcha.

Mónica, una carcajada cómplice si quieres. Claro que cada uno elige qué valora, pero quien busque una historia al uso, mal va.

Estoy de acuerdo a que se ha pasado la adaptación por el forro y ha ido directamente a potenciar la provocación, a disfrutar de ella. Eso sí, como declaración de intenciones le augura una escasa carrera. Tocará reinventarse.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Una gran película desde mi punto de vista...ya la disfruté enormemente...
saludos

redrum dijo...

Me alegro que la disfrutaras, Ángel. Supongo que habrás leído el cómic, y ya es otro rollo... pero rollo, al fin y al cabo ;)

¡1 saludo y gracias por comentar!

Iradai dijo...

A mi pareció visualmente buena, pero lentísima en su desarrollo, y con un argumento que no me atrajo. Lo que más me gustó fue la BSO.
Un saludo

redrum dijo...

Ya no solo lenta, Iradai, sino larga. La BSO luce a propósito, pero el film hace aguas en la mayoría de aspectos a los que llego.

Pero al final hemos pasado todos por el aro :(

¡1 saludo y gracias por comentar!