sábado, 20 de septiembre de 2008

Life after people: El día que todos fuimos a por tabaco


¿Qué pasaría si de repente toda la raza humana desapareciera del mapa? ¿Cuánto de nuestro legado quedaría con el paso del tiempo? Esa es la pregunta básica que se han hecho los chicos de History Channel para elaborar un documental sobre cómo nuestra civilización sucumbiría ante el empuje de la naturaleza y lo que quedaría de aquello que nos rodea en un período de 10000 años.

Puede parecer una pregunta absurda que no da para un documental, pero cierto es que nuestro paso por el planeta es un suspiro en la vida del mismo, y que si bien nuestros antepasados grabaron su sabiduría en piedra, en nuestro caso CDs, DVDs y papel perecerían en un corto espacio de tiempo. Visto así no es tan malo... Shakespeare se perdería en el olvido pero con él arrastraría a Melendi, Ben Affleck y Dan Brown.

Pese a que el documental no incide en todos los ámbitos en que nuestra ausencia tendría influencia, sí abarca un espectro amplio de ellos. El problema es que un posible cambio climático en nuestra ausencia altera por completo las conclusiones del documental, a menos que los creadores no consideren que el ser humano tenga algo que ver en el clima actual.

Se agradece, por otra parte, que no incidan en mensajes ecologistas ni en el amor que debemos sentir hacia la Tierra. Más bien se habla de respeto, de una civilización que sólo es un párrafo en la historia del planeta. Con ello se desmenuzan los diferentes elementos característicos de nuestra civilización que irán pereciendo con el tiempo, desde las mascotas hacinadas en nuestros hogares, a las grandes estructuras metálicas que acabarán cediendo.

Sorprende el tremendo esfuerzo que hace el hombre para evitar que la naturaleza reconquiste el terreno que en su día le fue robado, con infinidad de bombas que evitan que grandes ciudades queden anegadas, así como el estricto mantenimiento de edificios y puentes en contraste con los que las pirámides de Gizeh necesitan.

Para que el lector se haga una idea más allá de las imágenes que adjunto, podemos ver en Soy Leyenda cómo el paso de pocos años afecta sensiblemente el aspecto de una ciudad, así como animales salvajes tendrían nuevos hábitats para la vida. Así como también veíamos en El tiempo en sus manos de George Pal que la vegetación sería dueña de todo lo que podemos otear a través de las ventanas de nuestros confortables hogares 800000 años en el futuro. Y para dar solidez a sus hipótesis, hacen una parada en una ciudad del planeta donde se han dado esas circunstancias: Prípiat. El accidente de Chernóbil tuvo consecuencias catastróficas a corto plazo para las especies de la zona, pero el paso del tiempo ha favorecido la creación de un ecosistema rico en vegetación y animales, y es un escenario perfecto para ver cómo afecta nuestra ausencia a una ciudad.

Así, como conclusión final, uno se pregunta qué quedara de nuestra civilización pasados 10 milenios. La respuesta de los expertos es que poco, más allá de las antes nombradas Pirámides de Gizeh y la Gran Muralla China, quedará en pie. El resto tan sólo escombros y cimientos que alojen nueva vida en un mundo libre de luz artificial y presencia humana.

En definitiva, un documental curioso e interesante, sin tentativa de adoctrinamiento que más bien se centra en lo liviano de nuestro paso por la historia. Una muestra de que nuestra presencia en el planeta supone una dura lucha contra la naturaleza y nuestra rendición borraría del mapa en pocos años gran parte de lo que somos.

Life after people ha sido dirigido por David de Vries. Os dejo con el documental a los duchos en la lengua de Newton, ya que no lo he podido encontrar subtitulado.



6 comentarios:

Javier Chacón dijo...

"Se agradece, por otra parte, que no incidan en mensajes ecologistas ni en el amor que debemos sentir hacia la Tierra."
"Sorprende el tremendo esfuerzo que hace el hombre para evitar que la naturaleza reconquiste el terreno que en su día le fue robado"

Está claro que cuesta evitar ponerse ecologista y del amor por la Tierra. Sale solo ¿eh?

Gracias por hablar de este documental, me encantan los documentales What if... Igual le hecho valor y lo veo en inglés a pelo.

redrum dijo...

Jajajaja! Es que realmente me ha asombrado el trabajo que lleva mantener una ciudad a salvo del ataque de la naturaleza. Lo del robo, es obvio...

Si te ves bien de inglés, adelante :) Sino, a tirar de otros medios. Si te gustan los what if, éste vale la pena... aunque sigo quedándome con ese devastador documental que fue Threads.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Mr. Lombreeze dijo...

Me encanta el título de este post. Me apunto ver este documental.

redrum dijo...

Lo tiene un poquito más arriba para verlo como el History Channel lo trajo al mundo. Pero insisto, si queremos ver un futuro aterrador, Threads es nuestro documental.

Cuánta literatura de supermercado se perdería en el olvido...

¡1 saludo y gracias por comentar!

Javier Chacón dijo...

Al final me la estoy bajando de la mula, porque tu enlace no me funciona ni pa'trás. Y de paso, subtitulado.

Por cierto, prefiero que siga existiendo la literatura de mercadillo antes que desaparezcan para siempre en el olvido grandes obras. ¡Todos a grabar en roca a Shakespeare antes de que se acabe el mundo!

redrum dijo...

Jajajaja! Pero si a William ya lo hemos leído! Y quien venga en un futuro puede que tenga una sensibilidad más afín a otras cosas... admire la belleza de las moscas o la elegancia del ornitorrinco... vaya usted a saber...

¡1 saludo y gracias por comentar!