lunes, 22 de septiembre de 2008

Vicky Cristina Barcelona: El verano loco de Woody


Llega el otoño y con él, nuestra ración anual del genio de Brooklyn. Como es por todos conocido esta vez se ha dejado caer por nuestro país para rodar en Barcelona, Sevilla, Oviedo y Avilés. Si bien su periplo anglosajón dio como primer fruto Match Point, Vicky Cristina Barcelona se aleja por completo de dicho título, en calidad e intenciones.

De sobras es conocida la polémica con la Generalitat sobre las limitaciones que puso al director, hecho que lleva a la aparición de actores catalanes con una cuota de pantalla que no supera los 10 segundos, o una molesta voz en off que aparte de innecesarias explicaciones, detallas las diferentes bondades de las obras de Gaudí. No seré yo quien diga que la calidad del producto final se debe a eso, pero sí parece que Allen se ha tomado unas vacaciones narrativas en tanto que el film carece de un propósito directo y profundo, y divaga hacia resbaladizos terrenos morales.

Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) son dos turistas norteamericanas de vacaciones en Barcelona, donde Vicky (admiradora de Gaudí) pretende acabar su tesis sobre la identidad catalana. Mientras Vicky busca una vida sin sobresaltos al borde del matrimonio con su novio americano, Cristina busca nuevas sensaciones y acepta que el amor implica sufrimiento.

Su estancia se verá alterada por un pintor (Javier Bardem) que las invitará a pasar un fin de semana en Oviedo y a compartir cama los 3. Sin el beneplácito de Vicky, los tres ponen rumbo a dicho fin de semana donde una noche entre Vicky y Juan Antonio cambiará sus planes de vida mientras éste inicia una relación con Cristina. Dicha relación se verá alterada por la aparición de Maria Elena (Penélope Cruz), ex-mujer de Juan Antonio, un genio creativo pero una mente completamente desquiciada.

Básicamente el film representa un viaje de ida y vuelta donde aparente nada ha cambiado, y a la vez todo. Para ello hay que resaltar la excelente labor de Rebecca Hall, la mejor del film junto a Penélope Cruz. Su papel de Vicky centra el cambio a raíz de la aparición en sus vidas de Juan Alberto, un sobrio pero efectivo Bardem. El personaje de Scarlett Johanson no experimenta tan drástico cambio ni desde luego la rubia actriz ha conseguido recrearlo por completo en un papel más estereotipado, un complemento a las relaciones de Juan Antonio con las otras dos mujeres.

El problema de la propuesta es que se pierde por los terrenos de la indefinición, donde cuesta ver qué nos quiere explicar Allen, así como no acabamos de saber si se lanza a la comedia o al drama. Eso no la hace aburrida, pero sí extraña y a ratos superficial, funcionando mucho mejor como comedia. En ello luce como nadie Penélope Cruz, dando lugar a escenas desternillantes donde incluso podemos verla reír junto a Bardem sacando adelante una escena.

No se puede negar la labor de Allen detrás de la cámara, como siempre exquisita y personal, que junto a la excelente fotografía de Javier Aguirresarobe dotan de elegancia al film, con tonos muy cálidos en todo momento. No podemos decir lo mismo de la música, que básicamente se reduce al famoso Entre dos aguas de Paco de Lucía y Barcelona de Giulia y los Tellarini, cuya repetición acaba siendo agotadora.

Vicky Cristina Barcelona se acerca a Melinda y Melinda, pero con límites muy difusos. Un buen film sólo porque Allen no sabe hacerlos malos. Ambos son films de sencilla apariencia y difícil digestión, donde el espectador se acomoda en la comicidad para luego sumergirse en incómodos dilemas sin salida. A ello añadir un precipitado desenlace que deja un sabor amargo.

En definitiva, siempre esperamos el mejor film de Allen, y con semejante ritmo de producción es imposible. Es un buen film, tan entretenido como difuso, con luces y sombras y unos personajes en ocasiones demasiado prototípicos. Eso sí, medio Woody Allen es más del doble que la mayoría de directores.

Lo mejor: Penélope Cruz.

Lo peor: Barcelona no sale todo lo bella que es, ni deja la estampa que sí dejó de Manhattan.

El dato: Pese a que Bardem sale conduciendo en el film, no tiene el carnet de conducir.

13 comentarios:

altatt dijo...

Podría decirse que estoy raramente muy de acuerdo con su crítica. Y eso no se si es bueno.

La música sí que se hace pesada, sobretodo lo de barselona...., pero también se hace pegadiza como una garrapata.

Y lo de "medio Woody Allen es más del doble que la mayoría de directores" me ha llegado hondo.

Viva Liam!

redrum dijo...

Podría decirle que está destrozadísimo de la vida y la cabeza, pero no se si es bueno ;)

Para pegadiza, la sal del sudor con el ojete.

Y me alegro que estemos de acuerdo en semejante valoración, incluso de estar de acuerdo yo conmigo mismo.

Viva Noel!

Jefe Dreyfus dijo...

mucha gente diciendo que lo mejor de la peli es Penélope Cruz!! que está pasando? jajaja

redrum dijo...

El mundo se acaba, Jefe! La verdad es que su aparición da vida al film, así como a la dulpa Bardem-Johansson. El papel de neurótica le va como un guante!

¡1 saludo y gracias por comentar!

videodromo dijo...

Me ha encantado tu críitica, es tal y como me la imaginaba sin haberla visto, puede inclusive que pensara que era peor, aún assí trataré de verla por estos lares.

redrum dijo...

Muchísimas gracias, Videodromo! Espero que se estrene en suficientes salas en los USA como para que no tengas problemas para verla.

Si eres fan de Allen se reconoce su universo en ella, y se disfruta. Pero siempre esperamos algo muy grande, y después de la tempestuosa El sueño de Cassandra, llega la calma...

¡1 saludo y gracias por comentar!

M. Jordan dijo...

Me tienta más hablar del vídeo de Oasis que de la película de Allen. Algo está pasando.

redrum dijo...

Mónica, si la has visto, al menos haber dejado tu opinión... Aunque me da que eres de las que le ha cascado un "mala" en la encuesta...

Ojo, no quitemos mérito al vuelo de Noel, ni a la precavida gallardía de su amante hermano.

A éste paso Allen no vuelve por aquí ni haciendo escala... pese a la recaudación...

¡1 saludo y gracias por comentar!

M. Jordan dijo...

No, a mi la peli me gustó. Me parece que Allen retoma (ligeramente) su modus operandis de la etapa neoyorkina más fructífera, aunque... Barcelona no es Nueva York y la foto-postal que hace de esta mi ciudad lo deja en evidencia.

Por otro lado, si la voz en off hubiera sido de un narrador diegético AÚN podría haber sido tolerable pero me dieron ganas de matar al tío. O ahogarlo, para que lo pasara peor (yo siempre tan dulce).

Aun así, hacía años que no disfrutaba en el cine de una comedia de Allen. Y aunque esté lejos de Annie Hall o Zelig (para mí de las mejores de sus películas) Vicky Cristina Barcelona no ha sido el bodrio que su título anunciaba. Porque no me diréis que el título no es cutre...

Nos leemos el lunes! (¿no?)

Regina dijo...

Segunda incursión en un blog del que tengo mucho que leer, porque sinceramente, da gusto leerlo.Aunque después de lo que voy a escribir a lo mejor me vetan...

La peli la ha pagado la Generalitat de su bolsillo asíq, q menos q poner sus trabas.
Creo que es un buen spot de Barcelona, pero la peli, lo siento, no me ha gustado.

En este cruel mundo hay dos religiones: las de adoremos a Mr Allen y las de NO Me cuentas Nada Nuevo en tus películas desde hace años.
Hace una película por año,porque sí, es sinónimo de quiero mi dinero y ya no me esfuerzo porque sé que voy a rentabilizarlo.Y la única película de Allen que volvería a ver es "LA ÚLTIMA NOCHE DE BORIS GRUSHENKO".

Para mi desgracia, que consiero que Penélope es de lo peor que el panorama del acting mundial, resulta que hace un papel que es con el que te quedas al final, ojo, no digo que lo haga bien. Y todo esto viéndola en V.O., donde Scarlett está en su punto,se disfruta de su voz sexy,donde la mejor sin duda es VICKY y donde Bardem cumple.

redrum dijo...

Jajajaja! Sinceridad no te falta... Aquí te dejo un link al historial del narrador (si la viste en V.O.) para que puedas seguirle la pista!

Yo sufrí más con Giulia y sus tallarines. Pero también difruté con Scoop. Supongo que me conformo con Match Point y no espero gran cosa de lo que pueda hacer hasta pasados 6 o 7 films. El título es lo menos inspirado en mucho tiempo, desde luego.

Con tan alagador comienzo descarta ser vetada, a menos que seas un bot publicitario de esos!

Coincido contigo, me quedo con Vicky y Pe, pero ¿no te gustó Match Point?

Allen tiene su universo, y gira entorno a él. Kevin Smith vive de lo mismo, pero en chabacano.

¿No repetirías con La rosa púrpura de El Cairo o Desmontando a Harry? Supongo que tienes razón, y yo me hallo del lado de los fanáticos ;)

Sea más novedoso lo que cuenta o no, ésta vez se ha venido cerquita mío a rodar, cosa que se agradece. Ahora tendremos aún más americanas a la búsqueda de su Bardem de taberna!

¡1 saludo y gracias por comentar!

Regina dijo...

Vaaaaaaaale, MATCH POINT me gustó, pese a ser Woody Allen.
Pero sigo estando del lado oscuro de la fuerza :)r

redrum dijo...

Jajajajaja!!! Basta ceder una vez al pecado para ser pecador!

Huele a despecho su relación con Allen, antaño amor, rencor ahora ;)

¡1 saludo y gracias por comentar!