miércoles, 26 de marzo de 2008

The man from earth: La mitología del hombre eterno

Si bien el otro día hablaba del espectáculo basado en la parafernalia, y no en el trabajo de guión y la inteligencia, también hablé esa magia que se crea desde lo sencillo y crece gracias a un buen trabajo de equipo. El caso que me trae hoy aquí pertenece al segundo grupo, pero en otra vertiente. Un film de ciencia-ficción muy cercano a Primer, bajo presupuesto pero gran inteligencia y planificación para ofrecernos una historia diferente.

The man from earth nos propone un experimento, un juego, un puzzle donde asistimos como voyeurs a una mezcla entre un gran hermano, una partida de ajedrez y una clase de historia. Con un punto de partida tan sorprendente como increible, el espectador inmediatamente se sumerge en la historia, queriendo ser partícipe e interlocutor. Un film pequeño que sin ser una obra maestra plantea una historia muy interesante y provoca algo que está en desuso: pensar.

John Oldman y sus amigos organizan una reunión para despedir a éste primero tras 10 años de amistad. Todo son eruditos profesores y sienten la curiosidad de saber las razones que le llevan a mudarse. A modo de juego, John propone la existencia de un ser humano con 14000 años, para acabar confesándoles que ése es el motivo de su partida.

Si bien al principio aceptan entrar en el juego, cuando se percatan que no hay marcha atrás y que empiezan a cuadrar las afirmaciones y hechos sobre la vida del señor Oldman, intentarán rebatirlo duramente, incluso a mano armada. La verdad cuesta de afrontar y el juego derivará en acusaciones que exigirán una aclaración por parte de John.

Obivamente el juego del film consiste en no aclararnos si el personaje interpretado por David Lee Smith es lo que afirma ser. Se trata de poner a pruebas unos supuestos hechos en contraposición a los conocimientos de sus colegas, que pasan por la historia, la antropología y la religión, la medicina y la psicología.

Pero lo que realmente maravilla es la historia del protagonista, que aparte de tener un gran parecido físico con Robert de Niro, hace creíble su narración. Hablamos de un hombre que nació y creció sin un lenguaje creado aún, con traumas de niñez que aún puede recordar que cuenta sucesos de la edad de bronce, que en su momento dudó si la tierra podía ser redonda, que fue alumno de Buda y que fue el mismísimo Jesus de Nazareth.

El mérito sin duda es del director (Richard Schenkman) y el guionista (Jerome Bixby), el primero por hacernos sentir realmente dentro de la conversación y de esa casa, el segundo por lo pulido de las situaciones y las preguntas. Con una duración escasa y centrada casi exclusivamente en la dialéctica entre escépticos y hombre de las cavernas, no nos aburre, sinó que se nos antojan pocas las preguntas a las que es sometido.

En definitiva, un film excelente, aire fresco e inteligencia con un bajo presupuesto
y un reparto que se ajusta perfectamente a las pretensiones del film.

Lo mejor: La historia que nos cuenta el protagonista.

Lo peor: El final resulta algo precipitado.


El dato: Se distribuyó en principio por internet, hasta que el boca a boca la ha llevado a las salas.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

el Filme lo vi este fin de semana, me parecio interesante de principio a fin, los creadores del libreto hicieron una muy buena conjetura con la historia para redactarlo, mas sin embargo tiene ciertas falencias en la historia dictada por Jhon, aunque se hace una clara conjuncion entre las enseñanzas de buda y las de jesus eso no indica que sean el mismo, mas sin embargo les falto un poco mas de historia para saber que no quedo del todo concatenado, por eso habian interrupcines de los demas personajes, en especial de edith, pero fue interesante aunque no excelente pero si buena la pelicula, es recomendable.
Aunque a mi parecer, esta leyenda intenta disminuir un poco la existencia de jesus el cristo de una manera, queriendo demostrar que la unica enseñanza verdadera seria la budista, mas sin embargo buda o el principe Siddartha que 800 años antes cito una frase que demostraba el nacimiento de jesus, diciendo que el principe de la paz nacera en las tierras de david y sera muerto para en su lugar escoger al rey de la guerra (Barrabas), es uno de los tantos mensajeros que llegaron a nuestro planeta, si piensan un poco, culturas un poco mas antiguas hablan de personajes parecidos si no identicos y de enseñanzas similares, como Bochica o Viracocha entre otros, como concatenaria Jhon Oldman esa parte de la historia, Aunque no soy un religioso si un lector y se algo de historia y aunque este personaje tenga 14000 años esta recien nacido para mi, Que tengo un poco mas de 1500000 años =),
saludos

redrum dijo...

Jajajajaja!!! Creo que no me equivoco si afirmo que usted es el lector más longevo que tengo!

Más allá de las imprecisiones, que obviamente puede tenerlas, la apuesta es tan sencilla como atractiva. Me alegro que le gustara.

¡1 saludo y gracias por comentar!