martes, 10 de junio de 2008

El Incidente: El funambulista que murió de sí mismo


Si pasas tu carrera caminando sobre la cuerda floja, claro está que llega el día que finalmente te la pegas. Y el problema viene de acostumbrarse precisamente a eso, a caminar sobre el alambre, a arriesgar como propuesta y no como medio. Eso acaba por llevarte a cada vez intentar el más difícil todavía, el triple salto mortal sin red, y como los saltadores de pértiga, acaba por haber un máximo que no puedes sobrepasar.


Admito que me apasiona el cine de M. Night Shyamalan, cada visionado de sus anteriores films las hacen mejores, al igual que admito que para disfrutarlo hay que entrar en su mundo, tal como se nos pedía al inicio de La joven del agua. Y siendo un admirador de su talento y sus films, más me duele decir que el batacazo con El Incidente va a ser el mayor de su carrera, aunque esperamos que sirva para ser el último.

Elliot Moore (Mark Wahlberg) es profesor de ciencias en un instituto, cuando un extraño ataque en Central Park ha acabado con la vida de muchas personas. Alertados por un posible ataque terrorista, él, su hermano (John Leguizamo) y su mujer (Zooey Deschanel) deciden huir con su sobrina a casa de su madre.

Las noticias que les llegan de viaje sólo hablan de más ataques en otras ciudades y de que el causante del ataque no es otro que la flora. Su tren les dejará en una pequeña ciudad, lejos del perímetro de seguridad donde se localizan los ataques, y deberán hacer lo posible para sobrevivir a un ataque tan extraño como imprevisible, donde la gente afectada acaba con su propia vida.

Shyamalan ha ido más allá que nunca, tanto que incluso ha perdido parte de su estilo, y más importante, su fuerza narrativa. No sabemos si esa falta de pasión, en un guión que él mismo ha escrito, viene por no creer realmente en su proyecto, o simplemente espera que sus incondicionales basten para hacerlo rentable. El hecho es que es el menos Shyamalan de sus 6 últimos films.

Si bien antes fue capaz de conmovernos con escenas sencillas, ahora tiene un material para poner los pelos de punta y no lo consigue. Esa potencia visual de antaño no la vemos presente en éste film. Como muestra, su inicio, con una escena que provocará alguna carcajada en el cine, seguida de la escena de los albañiles, de lo más aterrador que he visto en años. Y ahí se queda ese empeño, ya que el resto del film no llega a tripas, corazón y casi ni a la cabeza, navegando a veces entre el humor, la sencillez o el absoluto tedio ante una situación tan desesperada.

Y el problema no es un quiero y no puedo, sino que no parece haber encontrado la fórmula o no haberla buscado con ahínco. Ni las escenas emotivas fluyen con la fuerza de El Bosque, ni sentimos el terror y la elegancia en la apuesta de Señales o El protegido. Y es un duro golpe afirmar que el resultado es impersonal siendo Shyamalan un autor con un sello tan único, y responsable de dirección y guión.

Por contra, Mark Wahlberg se erige como protagonista absoluto y completa un trabajo excelente, así como John Leguizamo también realiza una correcta interpretación. Por contra, la protagonista femenina tiene más de decorado que de actriz, y desentona mucho con respecto a sus compañeros de reparto. La banda sonora queda a cargo nuevamente de James Newton Howard, que no completa banda sonora mala, y una vez más nos presenta una gran banda sonora.

En definitiva, Shyamalan completa un film muy flojo, un mal intento de cambio de rumbo sin perder la identidad, tanto que ni tiene el clásico giro final. Y lo peor es que el Shyamalan que hacía soñar, nos podía contar cuentos de hadas que nos los creíamos, en este caso nos cuenta una historia que sin adornos acaba por ser ridícula.

Vamos, que El Incidente también tiene sus síntomas. El primero es el habla confusa ("¿Pero qué narices...?","¿Cómo que ahora...?"), el segundo es la parálisis, y al tercer síntoma puede que ya estés dormido.

Lo mejor: La escena con los albañiles.

Lo peor: El toque serie B no ayuda al tono del film.

El dato: El próximo proyecto del director será la adaptación de Avatar: la leyenda de Aang, una serie animada.

6 comentarios:

M. Jordan dijo...

Llámame inocente o inconsciente o incrédula pero después de leer el primer párrafo de tu crítica he tenido que parar. Me siento como Dorothy golpeando los talones diciendo "No hay nada como Shyamalan, no hay nada como Shyamalan", en un alarde de fe ciega más que de conciencia sincera. Quizás si me lo creo mucho mucho mucho, me pasará como a la protagonista de El mago de Oz y se me acabará cumpliendo el deseo de que esta nueva peli esté a la altura de lo que los seguidores nos merecemos.

Aunque luego llega mi cara más realista y me llama a la tierra: no soy Dorothy y todo apunta a que tienes razón con El incidente. Lástima.

redrum dijo...

¡¡¡Ojo!!! ¡No quiero ser yo quien destroze las ilusiones del sufrido espectador!

Muchas otras críticas lo han ensalzado como un gran film, independientemente que sean seguidores del director o no. Pero desde luego yo no encontré la magia que tenían sus otras películas.

Eso sí, también sabemos que el revisionado de sus películas siempre las hace mejores (si cabe).

¡Igualmente espero que pases por aquí a compartir tus impresiones una vez la hallas visto! Ya sea con los zapatos rojos aún puestos, o aturdida por la caída...

¡1 saludo y gracias por comentar!

M. Jordan dijo...

Ya la vi!!!! Y como prometí, me paso por aquí para dejarte mi opinión.

A mi me ha encantado, empezando por ahí expondré brevemente (si puedo, que lo mío es hablar largo y tendido) el por qué:

- Entender las supuestas incongruencias como obligaciones en pro de trabajar el cine de género desde la perspectiva de los clásicos de serie B me parece un punto importante para poder disfrutar de: el humor, lo absurdo, las interpretaciones exageradas, y lo cutre de ciertos suicidios, de esta película.

- Entender que Shyamalan crea una película para explicar ALGO es otra de las cosas importantes: todo es una maquinaria en pro de un mensaje (estamos delante de uno de los directores más "moralistas" del momento) y ese mensaje (ecológico) puede parecer estúpido para quienes esperaban ataques químicos o alguna cosa más "mamada" (si se me permite lo malhablado del término).

- Es cierto que pierde fuerza visual en el conjunto global de la película si la comparamos con las anteriores pero creo que esto liga con mi primer comentario: está trabajando dentro de un género y además homenajeando la serie B. Eso es un corsé casi castrador del que sale airoso por la revisitación argumental de los miedos que plasma. Ha actualizado el cine de terror de serie B (Siegel se huele en el aire) a través de poner en sincronía el tema con la actualidad.

Y..., mejor paro que ya me estoy alargando en demasía y esto de debatir por mensajitos es cansino, jajajajaja.

Un gusto haber leído tu crítica porque, ante todo, ha sido respetuosa, algo que se echa de menos en el submundo crítico de los blogs.

Un saludo enorme!!!!

PD: Ayer vi que dan las Chicas Gilmore por las tardes, ¡¡no lo sabía! Me acordé de ti, jajaja. Aunque prefiero verla en vose y disfrutar de la rapidez del diálogo de Lorelai.

redrum dijo...

Debate... me gusta...

Cierto es que se respira en el film tributo a la serie B, pero rendir homenaje NUNCA puede ser un fin en sí mismo, sino un medio. Y en este caso a mi me resultó un lastre.

Shyamalan siempre ha construido sus films desde los personajes, y en El incidente carecen de profunidad.

Sobre el mensaje, más allá de las espectativas (sabía que era terror vegetal), acaba siendo ramplón. Tildarlo de ecologista sería acabar directamente con el film, cuando más bien deja un extraño mensaje sobre el amor y la adversidad justo al cesar el ataque. Todos sus films tiene un mensaje sencillo que crece gracias a la profundidad de la historia, pero ésta vez ha sido más Al Gore que Andersen.

Cierto que su trabajo y talento se ven limitado por la premisa del film, pero también conocemos su capacidad para saltarse la normas, y parece que en esta ocasion le han faltado ganas o convicción en lo que estaba haciendo.

Y sobre mi respetuosa crítica, agradecer el comentario. Shyamalan se merece ese respeto, y no me siento estafado por su propuesta. Así que mejor guardar la pólvora para otras, como la nueva propuesta de Lumet que en nada tendré colgada.

El placer es mío de leer tus comentarios.

¡1 saludo!

M. Jordan dijo...

Hacer una película de género y ser rebelde en cuanto a sus reglas hace que los géneros avancen, y tienes razón de que Shyamalan era bueno consiguiendo eso, pero en esta ocasión veo que más que innovar pretende homenajear, y cuando haces esto casi no queda terreno para los cambios. O así lo veo yo.

Los personajes no tienen profundidad, totalmente de acuerdo, ni en el guión ni en la interpretación de los actores, pero me reitero en que está homenajeando a un tipo de cine que no buscaba interpretaciones buenas porque, entre otras cosas, no tenía dinero para pagar actores profesionales. Ahí es donde me parece que Shyamalan saca la rebeldía: podría hacer algo más "al uso" pero decide provocar mirando hacia atrás. Tiene el dinero y el nombre para hacer una megaproducción con actores interpretando bien, super efectos especiales pero decide no hacerlo. ¿Por qué? Quizás es más friky de lo que parece ;) (no puedo evitar pensar que la aparición anecdótica y fugaz de Brian O'Halloran (Dante en "Clerks", de Kevin Smith), responde más a añadir elementos del cine de bajo presupuesto que a una necesidad de tenerlo allí como actor, por ejemplo). Por lo tanto, me sigue pareciendo que esta película tiene dos objetivos principales: lanzar los mensajes que subyacen de la trama (en su parte argumental) y homenajear a un tipo de cine (en su parte visual).

Aunque tiene altibajos, sigo con la sensación de que todavía no ha habido ninguna película de Shyamalan que me haya defraudado. Pero soy de las que prefiere "El bosque" diez mil veces antes que "El sexto sentido", así que tampoco me hagas mucho caso ;)

redrum dijo...

Uf, difícil elección... Probablemente sí pueda considerarse El sexto sentido como peor que El Bosque o El protegido, ya que es más directa.

Me alegro igualmente que la película sea otra baldosa amarilla para ti ;)

¡1 saludo!