sábado, 2 de mayo de 2009

Brokeback Mountain: El hogar sin paredes


La vida acaba consistiendo en buscar diferentes hogares que habitar, tanto un espacio físico confortable, como espacios emocionales en los que sentirnos a salvo. En ellos nos buscamos intentando dejar de huir de lo que somos, bajos techos o abrazos conocidos a los que volvemos una y otra vez buscando cobijo.

Si el primer hogar lo perdemos al nacer, el segundo lo perdemos con la rebeldía de la adolescencia, al dejar de ser lo que esperan que seamos para ser lo que queremos ser, y con ello, encontrar el lugar al que pertenecemos. Así elegimos amistades, música, estética y otros tantos elementos que conforman un contexto que sentimos como eco y etapas de un camino a recorrer.

Pero no para todos es la misma historia, ya que para algunos no hay cobijo más allá del parto. Ahí se nos presenta Ennis Del Mar (Heath Ledger), joven criado por sus hermanos, obligado a buscarse la vida para poder casarse con Alma (Michelle Williams), más mudo que jovial, mas desdichado que vital, donde tras esa pose fría y distante se esconde alguien a quien la vida le ha premiado con la soledad.

Y en la remota Brokeback Mountain será donde Jack Twist (Jake Gyllenhaal) quiebre su coraza a base de una rebeldía juvenil que parecía prohibida para ambos, instalados en el deber adulto. Jack, criado a la sombra de su padre y consciente de su condición sexual, dando a Ennis algo tan sencillo como preciado: amistad. No en vano Jack es ducho en la doma de caballos salvajes.

"You ever get the feelin'... I don't know, er... when you're in town and someone looks at you all suspicious, like he knows? And then you go out on the pavement and everyone looks like they know too?"

En ese paisaje nacerá algo parecido a un hogar para ambos, el cielo será su mejor cobijo y la soledad de la montaña la barrera que separe sus vidas públicas de su vida privada y común. Una relación donde el tercer componente es Brokeback Mountain, el lugar al que acudirán periódicamente a lo largo de sus vidas para encontrarse.

Así se dibujan a los protagonistas, con escasas líneas de diálogo, miradas y gestos, y una cuidada escenificación que susurra lo que Ennis y Jack callan, como si Brokeback Mountain hablara desde un segundo plano. Porque todo recuerdo tiene un contexto y todo hogar un espacio que habitar, lleno de objetos con los que calmar la ausencia.

Y lejos del hogar espera la vida, coartadas para algo que no necesitamos entender, que los protagonistas asumen con la naturalidad del viaje sobre raíles en el que se nos permiten desvíos pactados hacia un terreno vedado. Una rutina como la de cualquiera, con alegrías, penas, sexo e infidelidades, completa para algunos, pero no para Jack y Ennis.

"I'm gonna tell you this one time, Jack fuckin' Twist, an' I ain't foolin'. What I don't know - all them things that I don't know - could get you killed if I come to know them. I ain't jokin'."

Ang Lee dirige sin dejar impronta, dando el protagonismo a unos personajes con los que el espectador necesita empatizar, ya que incluso una mueca supone un giro argumental. Y para ello no podemos dejar de nombrar el meticuloso guión de Diana Ossana y Larry McMurtry basado en un relato corto de Annie Proulx, donde no hay escena sobrante.

Y con ello se refuerzan las escenas alejadas de Brokeback Mountain, el retrato de parejas que esconden una bucólica trastienda y que sirven para hilar las emociones por las que nos lleva el film. Así vemos la normalidad con que Jack conoce a Lureen (Anne Hathaway) o el reencuentro entre Cassie (Linda Cardellini) y Ennis, mientras Brokeback Mountain cambia por completo nuestra percepción de los protagonistas sin cambiarlos, complementándolos.

Todo fluye con sencillez y naturalidad, pasando los años a golpe de maquillaje y prótesis mientras vemos como la vida cimentada en excusas se derrumba, como Ennis y Jack intercambian sus roles dentro del matrimonio sin saber dónde empieza y acaba la huida. Grandes interpretaciones de los protagonistas ayudan a dar credibilidad a una historia que podría caer en lo ridículo si no fuera por la labor de Lee, Gyllenhaal y Ledger. Un ejemplo sería la escena del final del primer verano donde Jack mira por el retrovisor dejando a Ennis en el pasado, mientras que este rompe a llorar en un callejón.

Y al final un hogar vacío, simbolismo, recuerdos para abrazar un pasado del que no hemos podido despedirnos y un secreto llanto en soledad. La vida o la homofobia golpea reduciendo el hogar de Ennis a una simple fotografía tan contenida y expresiva como el film, que relata alejándose del panfletismo, desde la apacible intimidad de Brokeback Mountain, donde lo que allí pasa, allí se queda porque a allí pertenece.


16 comentarios:

videodromo dijo...

Bueno, así que nos adentramos dentro del drama pastoril, qué grande es. Para mi el momentako del film es sin duda el que has resaltado el de las camisas. casi me pongo a llorar como una magdalena. Es una obra buena, curiosa y valiente, aunque no es lo mejor de este director.

Mr. Lombreeze dijo...

Absolutamente de acuerdo con videodromo, obra maestra, aunque con la diferencia de que yo sí lloré las dos veces seguidas que la vi cuando la estrenaron.
Maravillosa, perfecta, una de mis películas favoritas de todos los tiempos.

Redrum, lo mejor?, lo peor?.., ostras, esta peli te ha tocado?!?,
nada de trivialidades?
Buen post.

M. Jordan dijo...

Ante todo felicidades. Mis temblores ante la posibilidad de leer qué escribías sobre esta peli han cesado de buena manera al ver el resultado.

Dejando de lado que gustara o no gustara la película siempre es agradable leer(te) una aproximación más personal y menos al uso.

Y sin que sirva de precedentes, me uno al par de hombretones que han escrito antes que yo diciendo que Brokeback mountain me parece una película muy buena (aunque ahora me pregunto qué es lo mejor de Ang Lee para videodromo... XD) y añado que se merecía el Oscar!!!! :)

redrum dijo...

De acuerdo contigo, amigo Alfie, me gustó sin entusiasmarme, no me tocó la fibra como a Mr.Lombreeze, pero si me propuso cosas que motivan una crítica más literaria.

Mr.Lombreeze, veo que gran parte de mis críticas le parecen triviales!
La sitúo cerca de El Lector, aunque esta me parece mejor film, pero ambos son films que me insinuan muchas cosas, que una escena me vale para llenar 4 párrafos, etc.

Eso sí, el trailer me conmueve como el film no fue capaz de.

Mónica, ¿temblores? ¿Ante una crítica negativa o un completo desastre litetario?

Ya lo has dicho varias veces, si el film transmite algo, por poco que sea, escribo sobre tonterias. Si en cambio no transmite nada, pues crítica al uso ;)

Hablando de Oscars, ya tengo BSO para el miércoles! Jajajaja!

¡1 saludo y gracias por comentar!

Mr. Lombreeze dijo...

No me malinterprete, solamente me refería a esos postres que suele incluír al final de sus reseñas; "lo mejor", "lo peor" y "el dato".
Cambie "trivial" por "ligero", que es lo que en realidad yo quería decir.

redrum dijo...

Jajajaja! Tomo nota... Aunque aparte de gustarme explorar otras posibilidades literarias, entiendo que cada film me sugiere un tipo de reseña u otro, y más siendo este uno que habéis elegido por unanimidad!

Si puedo añadir las tres ligerezas dentro del texto sin cargármelo, mejor que mejor!

¡1 saludo y gracias por comentar!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Lo mejor...sin duda ese momento final...
Lo peor, pues el resto...imágenes de relleno, bucolismo facilón, montañas y más montañas...la Banda sonora?? pues una guitarra haciendo ruido y tocada con una sola mano...
Aburrida, previsible, facilona...que sustentó todo su éxito en una supuesta polémica por su temática recurrir al marketing de los vaqueros gays fue simplista a la vez que terriblemente homófobo, cosa de la cual no culpo a Ang Lee...
y si Ledger o Legder o como se escriba aún siguiera vivo esta película no hubiera sido tan mitificada.

Mr. Lombreeze dijo...

No son vaqueros, son ovejeros. Una casta inferior.

Machete dijo...

...y yo que todavía no la he visto.

redrum dijo...

Ángel, esos mismos argumentos podrían usarse para films que te han parecido excelente, con la única salvedad que este film no te ha emocionado.

Qué leches, que le has cascado un 7 a Lobezno!!!

Ahí estamos, Mr.Lombreeze, que siempre me vendían la moto de los vaqueros y casi esperaba ya un western.

Machete, lentita y larga es, pero es cuestión de mentalizarse.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Metalia dijo...

Ainssss (suspiro), seré breve, que tengo sueño: ¡qué bonitaaaaaaa!

Angel "Verbal" Kint dijo...

Lo hemos hablado mil veces...claro que puntúo/valoro las películas en función de lo que me emocionan...y si me entretiene y me mantiene en la butaca interesado pues la valoro más alta...y obviamente tu puedes rebatirmelo aplicando los argumentos que quieras...yo me he limitado a decirte porque me parece una película muy floja...tb podría haber dicho "tontería sobrevalorada" pero he intentado argumentarte el porque no me gusta con más o menos acierto.
y eso de usar el argumento que a tal o cual película le doy un 7 es un golpe bajo amigo :)
esta de brokebak se llevaría un 5 desde mi punto de vista...pero que es totalmente subjetivo y rebatible...
Es como si yo le dijera que usted critica mucho a Tarantino y luego valora mucho films tan aburridos como este!
Para eso está la crítica subjetiva...
Un saludo y gracias por...por lo que sea

Mr. Lombreeze dijo...

redrum, eres un amante de la argumentación, que es un concepto que no sirve para casi nada cuando se habla de gustos cinéfilos.

Lo que aquí escribimos es, como mucho, un repetidor amplifica-sensibilidades.
Sirve para saber que no estamos solos en el Universo.
Que no es poco.

redrum dijo...

Leñe Metalia, mis críticas te provocan sueño... Pondré muchas fotos en la de Wolverine para mantenerte despierta!

Jajajaja! Angel, ¿por qué golpe bajo? Me refiero a que más allá de lo que nos impacte un film o nos emocione, hay unos valores artísticos que no se pueden reducir a un "me gusta".

Igual que podemos valorar Colega,¿Dónde está mi coche? sabiendo que aunque nos guste, es una castaña, a la inversa también debe hacerse.

Entiendo que la crítica subjetiva es irrebatible, y con ello creamos un pedestal de opinión en el que ni queremos que opinen ni dejamos que nos rebatan. Y como siempre he dicho, estoy aquí para aprender, y más en una sección como esta.

Jajajaja! Mr.Lombreeze, soy un amante del cine, "me gustan las películas", y adoro que alguien sepa decirme porqué le gusta un film, más allá de que me convenza o no. Digamos que le planto a usted un "Prokofiev me aburre", tal cual. En mi caso me gustaría saber algo más de ese postulado, siempre que sea posible.

A mí me ha servido también para aprender mucho de cine, y descubrir films que desconocía por completo. Pero tampoco hay que irse muy lejos: usted tiene un post explicando porqué es tan buena 2001, así que dudo que aceptara un "me aburre" como valoración.

¡1 saludo y gracias por comentar!

Dr. Quatermass dijo...

Buenas, primero felicidades por la reseña, te ha quedado de lujo, hasta con cualidades literarias, diria...

Sobre la película, a mi me gusta bastante, aunque por algún motivo no me entusiasma, quizá le sobra toda la parte final del paso de los años y debería haber acabado antes.
En todo caso tiene el gran mérito de haber roto prejuicios sobre estos temas y además consiguiendo transmitir emociones sin sensiblerias.

Saludos

redrum dijo...

Gracias Doc. Sobre la parte final, y tirándome un poco a la piscina, puede ser un recurso que ya vimos en El Lector.

Es una manera de hacer sentir al espectador que lo bueno pasó, y situarlo un poco más en el tedio a lo largo del film, a ser posible sin aburrirlo.

El resto, totalmente de acuerdo con usted!

¡1 saludo y gracias por comentar!