lunes, 3 de diciembre de 2007

La imagen de la semana

Sí, en un blog de cine la imagen de la semana va para un videojuego. Todo viene a cuento de una noticia que me conmovió profundamente, con ese toque Cronenberg sobre hombre y tecnología.


La historia, al parecer, se asocia con uno de los redactores de IGN, una importante página de videojuegos, y trata sobre Animal Crossing, un juego al estilo Los Sims, donde se hace uso del reloj interno de la consola para representar el tiempo, de manera que el personaje envejece como nosotros, en el mundo virtual será la misma hora que en el mundo real, etc.

La historia cuenta como el redactor compró el juego, y al poco tiempo dejó de gustarle. Aprovechó la situación para intentar que su madre (afectada de poliomielitis y esclerosis múltiple) jugara, y lo consiguió. Su madre quedó maravillada por el juego, que le permitía hacer todo lo que su enfermedad le impedía. Pero el juego acabó por ser una obsesión para esta mujer, que dedicaba gran parte del día al juego, tanto que la familia empezó a tomarle el pelo y darla por imposible. En su vida virtual acabó de pagar su casa y completar los objetivos del juego, pero seguía jugando, hasta que falleció.

Pasado un año y medio, el redactor retomó el juego con su personaje. La hierba del jardín había crecido y los habitantes del pueblo preguntaban por su madre y por el tiempo que él había pasado desaparecido. Su sorpresa vino cuando descubrió que tenía su buzón lleno de cartas y regalos de su madre. Todas las cartas eran para decirle cuánto pensaba en él, deseando que le gustara el regalo y diciéndole que le quería. El tiempo que su madre dedicaba después de acabar el juego, era tiempo que pasaba buscando regalos para dejar en su buzón junto a las cartas.

Bien es cierto que puede ser una invención publicitaria, pero la belleza de la historia es la misma y refleja muy bien ese giro hacia un mundo virtual que vivimos con éxitos como Second Life o World of Warcraft.

Aquí os dejo el link de la noticia.

1 comentarios:

VIRGINIA dijo...

Lo cierto es que siendo un juego sencillo, quizá sea uno de los motivos, es realmente adictivo, porque el hecho de que sea a tiempo real, le da cierto encanto, poder dedicarle una constelacion a un ser querido o simplemente mandarle un ramo de flores en una carta, son algunas de las cosas que aunque simples crean esa adicción a un juego que enternece con su magia, sencillez y por qué no, su toque infantil que a todos nos hace falta en cualquier etapa de nuestra vida. Lo recomiendo encarecidamente, aunque sólo sea para probarlo una semana, merece la pena.