lunes, 10 de noviembre de 2008

Tropic Thunder: Crisis creativa y el tuerto en Hollywood


Pues no han sido pocas las reseñas que he leído sobre Tropic Thunder, alabándola como la mejor comedia del año y un film enormemente entretenido. Bueno, que parece que existe una entusiasta corriente de seguidores que creen que Ben Stiller es el nuevo Harold Lloyd. Incluso los hay que piden una nominación como mejor secundario para Robert Downey Jr.

Parece que la gran mayoría coincide en que 2008 ha sido un mal año para el cine, en parte por culpa de la huelga de guionistas. Y con ello, cualquier obra mínimamente destacable se convierte ipso facto en obra maestra. Y señores, calmémonos, Tropic Thunder es muy entretenida, pero inferior a Zoolander u otros films protagonizados por Stiller. Y sólo con las risas, no llegan los premios.

En pleno rodaje de lo que ha de ser el film bélico definitivo, con un reparto plagado de estrellas, un incompetente director (Steve Coogan) verá como su irascible productor (Tom Cruise) le da un ultimátum para enderezar el rumbo del rodaje. El autor del libro en el que se basa el film, un veterano de guerra (Nick Nolte), ayudará al director ideando un plan infalible.

Con la intención de fingir un auténtico ataque, el reparto será abandonado en medio de la selva, a merced de un grupo de traficantes. Así, los valientes y crédulos Tugg Speedman (Ben Stiller), Kirk Lazarus (Robert Downey Jr.), Alpa Chino (Brandon T. Jackson), Jeff Portnoy (Jack Black) y Kevin Sandusky (Jay Baruchel) seguirán el guión al pie de la letra hasta descubrir que sus peripecias no tienen nada de ficción.

Comedia gamberra, con la mira puesta en el propio cine y el divismo de los actores. Ello mueve gran parte del film, que cuenta con la baza de un reparto coral que limita lo superlativo de Ben Stiller o Jack Black. Así es como evitamos gags en cierta acidez que da profundidad a la propuesta, que pese a todo, no deja de ser una comedia ligera.

Bajones de ritmo y Jack Black son los principales puntos negros del film, en el que brillan Robert Downey Jr., Tom Cruise y el propio Ben Stiller. Del último conocemos de sobra su faceta, pero de Downey Jr. y de Cruise no tanto, el primero caracterizado como actor de color engullido por sus personajes, y el segundo como obeso magnate de la producción, sin escrúpulos y con un estilazo para el baile.

Los diálogos entre Stiller y Downey Jr. son lo mejor del film. Ambos interpretan grandes estrellas del celuloide, pero uno es un actor respetado mientras que el otro no ha gozado de premios. Así es como hablan de cómo conseguir el oscar o el campamento enemigo resulta ser fan de Simple Jack. De ese mundillo tampoco salen bien parados los escritores, en el que Nick Nolte encarna a un farsante que narra en su libro sus falsas vivencias en Vietnam, ni los representantes, con un Matthew McConaughey anecdótico.

Obviamente, no faltan homenajes a los grandes films bélicos, donde en el mismo arranque nos regalan una parodia de Platoon, o Apocalypse Now y El puente sobre el río Kwai hacia el final del film. Pero no queda en eso, y se atreven con referencias a Acorralado, El cazador, Depredador, Blade o La gran evasión. Sin ser un duro ejercicio de creatividad, reconocemos que eso gusta al cinéfilo.

En definitiva, una comedia correcta, con momentos brillantes y cuyo baluarte es centrar el foco de lo cómico en la propia industria, con actores endiosados, mentiras y una falta total de escrúpulos. Un film que brilla gracias a la falta de ideas generalizada, y que convierte a Stiller en rey de la comedia por eliminación, pero no por méritos.

Lo mejor: "Yo no leo el guión, él me lee a mí."

Lo peor: Jack Black

El dato: Robert Downey Jr. estuvo a punto de no firmar porque creía ofensiva su caracterización, pero le gustó el guión y la idea de trabajar con Stiller y Black.

14 comentarios:

Machete dijo...

Cierto inferior a Zoolander, pero me gusto mucho, lo que me extraña no hayas echo referencia a los fake trailers del principio sobre cada personaje y su carrera artistica, son tremendos.

Silvia dijo...

Esta tengo ganas de verla, no se si a mí me hará mucha gracia pero por probar...

Javier Chacón dijo...

Sin creer que sea una obra maestra sí que considero que al menos, y hasta que se me demuestre lo contrario, es la mejor comedia del año. Pero como ya dije en mi blog, tampoco es que haya sido un año muy brillante para el humor, y aún no he podido ver "Rebobine, por favor".

"Zohan" me pareció de una sinsustancialidad impresionante y carente de cualquier tipo de humor... La única otra comedia que se salva para mi gusto es "Forgetting Sarah Marshall", pero no considero que supere a esta.

¿Alguna sugerencia para reírme con algo de este año?

Machete dijo...

Pues tranquilo que Tropic Thunder supera con creces a Rebobine Por Favor, que si bien tiene algunos momentos buenos simbolicamente pues en realidad es muy cutre, ademas conforme avanza la historia se aleja del humor adentrandose en el drama.

redrum dijo...

Machete... toda la razón del mundo... en mi "cine" no daban los trailers ;)

Silvia, por probar no pierdes nada, pasarás un buen rato, sin duda.

Javier, puestos a elegir otra, me quedo con Quemar después de leer.

¡1 mocoso saludo y gracias por comentar!

altatt dijo...

Si hay que quedarse con una comedia de este 2008, para mi "Quemar después de leer" está a años luz, por delante se entiende, de Tropic Thunder, que si le quitas a Robert Downey Jr y los bailoteos de Tom Cruise no queda nada.

Y mira que Jack Black me gusta, pero incluso a mi me resulta cargante en esta película.

Machete dijo...

El tipo de humor no tiene nada que ver entre ambas, nada tiene que ver el tocino con la velocidad.

Javier Chacón dijo...

Pues a mi "Quemar después de leer" me supuso una decepción enorme (imaginaos que ni me acordaba que la había visto y menos que era una comedia...). Si unos decís que a Tropic Thunder si le quitas a Downey Jr. se derrumba, si a "Quemar después de leer" le quitas a Brad Pitt (y a veces Clooney) se va lo poco que vi en ella que merecía la pena.

Ya tengo bastante claro que a mí los Coen sólo me hacen gracia cuando no es el objetivo principal, no me gustó ninguna de sus comedias (ni siquiera "El Gran Lebowski"), y seguramente me haya parecido mejor su humor en Fargo, difuminado con pequeñas gotas en una historia muy dramática.

No sé por qué me da que cuando acabe el año consideraré "Quemar después de leer" la película más sobrevalorada. Me sentí solo cuando no me gustó. Afortunadamente recordé que casi siempre coincido con Carlos Boyero, busqué lo que decía de ella, y no me falló.

Machete dijo...

A mi me pasa todo lo contrario las que son demasiado "serias" dentro de su filmografia son las que menos me gustan, y El Gran Lebowsky es una puta obra maestra.

Angel "Verbal" Kint dijo...

No es una mala peli, ni la mejor comedia del año...
tieens us cositas...
yo con lo que mas me rei fue con el destino del director!!

videodromo dijo...

Pues qué quieres que te diga, creo que es un poco más larga en cuanto a metraje se refiere, esa es la única pega con respecto a la gradísima Zoolander, pero es tan buena como la anterior. El personaje de Downey Jr, es cojonudismo, y es para escucharle en inglés, qeu voz, que transformación, es posiblemnte lo mejor con la transformación del casi irreconocible Tom Cruise, que le reconoces por algunas de sus más típicas "cruise" muecas.

redrum dijo...

Ains, ventaja la tuya, Videodromo, que el cine en VO está a un tiro de piedra, ¿no?

A ver, no digo que no sea divertida, digo que dista de ser la mejor comedia del año, por otra parte flojo.

Aunque el humor sea distinto al de los Coen, desde luego yo me divertí más con ellos, y si lo valoramos por carcajadas, la palma se la lleva (sed piadosos...) Zohan!!!

Y ojo, que gran parte de las bromas lo son porque se mofan de otros films, cosa que tiene su punto, pero también es un recurso facilón.

En fin, que veo que la siguiente encuesta va a tener que ser sobre Tropic Thunder :D

¡1 saludo y gracias por comentar!

Silvia dijo...

Por fin la he visto y me esperaba más la verdad... me reí un par de veces con Robert Downey Jr haciendo de negro y sobre todo con Tom Cruise (que desde Magnolia lo tenía más que olvidado), pero en general la película no me entusiasmó, ni a mí ni a la amiga que la vio conmigo...

redrum dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Silvia. Había leído muchas bondades sobre el film, y es lo que es, ameno.

Si los personajes fueran actores desconocidos, no tendría ni la mitad de gracia el film

¡1 saludo y gracias por comentar!